Saltear al contenido principal

Mario Cassinoni

Mario Cassinoni

 Hombre, Profesor, Decano, Rector y Socialista

Escribe Juan “Maxi” Santos | Militante estudiantil y Secretario de Movimientos Sociales JSU

“Celebro este acercamiento del estudiantado con organizaciones populares, no solo por hacer realidad el ideal reformista de mis años juveniles, sino y fundamentalmente porque ha de traducirse en un señalado beneficio colectivo” Mario Cassinoni, octubre de 1958

El 22 de octubre es la fecha de nacimiento de un Socialista que en las salas y los muros de la Universidad de la República se lo reconoce por dejar gran parte de su vida como estudiante en la AEM, como docente, como profesional, como decano de Medicina y como Rector de la Ley Orgánica.

Para recordarlo en este año no se puede pasar por alto que nos encontramos con una Universidad agredida y la educación en general está en un proceso de transformación, contrario a los intereses de las grandes mayorías y que tiende a poner en cuestión el derecho a la educación.

A su vez, en la educación superior, más allá de avances como el desarrollo del Consejo de Formación en Educación y la Universidad Tecnológica conseguidos en los gobiernos del Frente Amplio, hasta el día de la fecha se relativiza el carácter autónomo y cogobernado de los mismos organismos, consagrados estos principios para la UDELAR en el rectorado de Cassinoni.

Tratando de profundizar en su tránsito por la Universidad y su pasaje como estudiante, es necesario plantear que su ingreso a estudiar medicina en 1926 estuvo imbricado con la participación activa en la Asociación de Estudiantes de Medicina (AEM), destacándose en sus órganos de dirección así como también en la génesis de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU). Desde ese lugar como estudiante, fue partícipe de las misiones socio-pedagógicas del Centro de estudiantes, siendo estas una práctica que pretendía poner en diálogo la construcción profesional con la sociedad.

Si bien transitó por varios espacios de la Universidad, su rectorado es recordado hasta el día de hoy como de un avance fundamental en los principios del movimiento de reforma latinoamericano que tiene como referencia el congreso en Córdoba de 1918. Se crearon nuevos servicios (Bienestar Universitario y el primer Comedor Universitario), así como organismos que formaron parte de un contacto más cercano con la sociedad.

Podríamos desarrollar profundamente sus fases en la Universidad, en el Partido Socialista, así como su desarrollo en el ámbito sindical y profesional, pero creo que este breve texto así como hace varios años el compañero José Pedro Cardoso escribía sobre Cassinoni y Leopoldo Agorio, nos debe servir para tener una referencia acerca del ser Socialista en los diversos aspectos de nuestra vida, así como “…ejemplos que no deben olvidar las generaciones que asumen responsabilidades ante la colectividad que integran.”(Cardoso,1994,p.5).

Por último, también es importante poder ver cómo los y las Socialistas estamos aportando al desarrollo de la educación superior, construyendo organización, vertiendo nuestras ideas y planteando modelos alternativos a lógicas individualistas y neoliberales que se instalan como sentido común. Hoy la lucha por la educación terciaria pública, autónoma y cogobernada es central en este capitalismo cognitivo donde el valor del conocimiento es cada vez mayor además de que muchos gobiernos, empresas y organismos internacionales apuestan sujetos que se adapten de manera sumisa a esta realidad.

Series de entrada: El Sol
Volver arriba