Saltear al contenido principal

DECLARACIÓN DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO SOCIALISTA

DECLARACIÓN DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO SOCIALISTA

El Comité Central del Partido Socialista reunido los días 28 y 29 de mayo, declara:

1) En el mes de la memoria y luego de la multitudinaria Marcha del Silencio realizada en todo el país el pasado 20 de mayo, expresamos nuevamente nuestra plena adhesión a la causa de la memoria, la verdad y la justicia. El Partido Socialista reafirma su compromiso de principios en la lucha contra la impunidad y manifiesta su indignación ante los relatos sostenidos por diversos actores – entre ellos referentes de primera línea del actual gobierno – que minimizan el terrorismo de Estado y las violaciones a los derechos humanos cometidas en el marco de la última dictadura cívico-militar. Nos comprometemos a su vez con el seguimiento y control del cumplimiento por parte del Estado uruguayo de las sentencias del sistema de justicia interamericano, que le imponen obligaciones sobre estos temas, y alertamos sobre la gravedad e importancia de las observaciones y recomendaciones que recientemente organismos de Naciones Unidas han dirigido a nuestro país en esta materia. Esta causa ética y democrática no es un tema del pasado, hace a nuestro presente, a nuestro futuro y a la vigencia cabal de los Derechos Humanos en Uruguay.

2) Manifestamos una vez más nuestra alerta y compromiso frente a la crítica situación social que vive el país. Mientras crece la economía y se concentra la riqueza en pocas manos, asistimos a una dolorosa situación de miseria y hambre en sectores de la población, a una planificada caída del salario y al consiguiente empobrecimiento de las mayorías. Afirmamos que estas son consecuencias directasde las políticas de un gobierno burgués, sin que esto implique ignorar problemas estructurales de larga data. En este escenario nuestro compromiso como socialistas es el de ser parte de las luchas de trabajadores, trabajadoras, y otros colectivos vulnerados, impulsando y acompañando iniciativas sociales y comunitarias que potencien lazos de solidaridad y convivencia. Sólo así podremos construir desde abajo un proyecto cuyo centro sea la dignidad humana y que supere definitivamente estas condiciones de injusticia y violencia estructural. 

3) Advertimos que son múltiples las violencias que se profundizan en nuestra sociedad, y que las mismas se potencian con acciones u omisiones del Estado que también implican un ejercicio sistemático de violencias institucionales. Asistimos al despliegue de una política represiva que vulnera derechos y garantías, mientras que los delitos más graves aumentan y la situación de inseguridad recrudece. Una dimensión transversal que no podemos ignorar es la de las violencias basadas en género, con una notoria carencia de recursos para enfrentarlas y situaciones incomprensibles como el reciente archivo de casi 300 denuncias sin ser investigadas. 

4) Denunciamos la ofensiva del actual gobierno contra las empresas y servicios públicos, y nos solidarizamos con la lucha sindical que la resiste. Nos hemos referido en otras oportunidades a casos emblemáticos como la entrega a Katoen Natie en el puerto de Montevideo y los proyectos privatizadores en ANCAP. En el mismo marco manifestamos nuestra absoluta oposición al proyecto Neptuno que mercantiliza el agua, privatizando la captación ypotabilización, y vulnerando el artículo 47 de la Constitución de la República  que a la vez que consagra el acceso al agua potable como un derecho humano fundamental, establece que no debe ser objeto de lucro por parte de privados. No desconocemos la necesidad de una segunda fuente de agua para la zona metropolitana, pero su viabilización debe instrumentarse respetando el marco constitucional, protegiendo el ambiente y garantizando el rol del Estado, la sustentabilidad y la participación de organizaciones sociales yvecinas y vecinos directamente involucrados.

5) En el Comité Central del 30 de abril pasado declaramos:El gobierno ha manifestado que quiere contar con el apoyo del Frente Amplio para enviar un proyecto de reforma de la seguridad social al Parlamento. El mismo gobierno que se ha negado sistemáticamente al diálogo percibe una debilidad post referéndum y quiere legitimar su proyecto más regresivo con la participación de la oposición.

Expresamos desde ya nuestro absoluto rechazo a cualquier proyecto de reforma de la seguridad social basado en la pérdida de derechos por parte de trabajadores y jubilados.” 

En la misma declaración reafirmábamos nuestra posición de que cualquier reforma de la seguridad social debe basarse en principios de solidaridad y garantizar la eliminación del lucro y la no intervención de administradoras privadas en la seguridad social. A su vez referíamos, entre otras, a la situación escandalosa del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas.

En este mes el gobierno ha insistido con su planteo y se han vuelto a conocer datos sobre las flagrantes injusticias que se dan dentro del sistema. El Partido Socialista otra vez hace pública su denuncia y reclamo de reforma del injusto e insostenible régimen que ampara a la carrera militar transformando a sus oficiales en una casta privilegiada que accede a la jubilación con un grado superior por el cual nunca aportaron y en una edad que los habilita a ingresar al mercado laboral y competir, también con privilegio, ante otros trabajadores/as y profesionales del país. Estas situaciones, que vulneran el sentido más básico de igualdad, deben ser modificadas de forma urgente y son condición imprescindible de cualquier cambio en el sistema.

En las últimas décadas hemos asistido a un gran desarrollo de las fuerzas productivas, sin embargo los mismos que defienden la apropiación por parte de unos pocos de los frutos de ese desarrollo, pretendenestablecer como una verdad absoluta que es inevitable aumentar la edad jubilatoria y afectar los ingresos y derechos de trabajadores y jubilados. Esos actores omiten la referencia a situaciones inaceptables como la del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas. El Partido Socialista no va a ser funcional a esta mirada ni se va a plegar a supuestos consensos tecnocráticos incompatibles con criterios de justicia.

6) Expresamos nuestra preocupación por la información surgida a partir de la visita del Presidente de la República al Reino Unido que hace referencia al acercamiento y posibles acuerdos de cooperación en materia de defensa con dicho país y por las posibles consecuencias de estas políticas en relación al posicionamiento histórico de Uruguay en torno a temas sensibles como el de la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas. Vemos en estos anuncios un episodio más de una política exterior errática y funcional a grandes potencias externas.

7) En un contexto en que el gobierno vuelve a colocar el tema de la relación bilateral en materia de defensa con potencias imperialistas, consideramos pertinente manifestar de forma pública el apoyo a la actuación de la bancada socialista de Diputadas y Diputados en el posicionamiento adoptado y fundamentado en Cámara junto a la bancada del PVP, frente a dos proyectos tratados en las últimas semanas sobre cooperación en materia de defensa con EEUU, cuya aprobación por parte del Frente Amplio no compartimos. Hemos insistido en nuestra fuerza política sobre la necesidad de discutir con toda la militancia frenteamplista los temas de política internacional y de defensa implicados en este tipo de proyectos. A pocos días de la realización de nuestro 50° Congreso que llevará el nombre del compañero Guillermo Chifflet, recordamos sus palabras en la Cámara de Representantes en el año 2005:Siento desde la razón y el corazón, que entre la fidelidad a lo que, desde mi punto de vista, debemos empecinadamente sostener y las discrepancias que honradamente sostienen otros compañeros, hay diferencias y se deberán desencadenar desacuerdos. Pero si los procesamos en las bases y en los máximos organismos de decisión de nuestras fuerzas políticas, con el respeto que nace de las experiencias de lucha y de acciones que han costado vidas, que el Frente ha libradode ese debate maduro, con la firmeza y la serenidad que siempre han aportado a nuestros militantes sus convicciones, puede surgir una profundización de la unidad. Pero este es un tema que deberá ser analizado en instancias de máxima representación de nuestra fuerza política. Lo que no acepto es que se me diga que hoy votamos esto, pero que lo vamos a discutir porque se va a abrir un amplio debate. A mí no me parece bien primero votar y después discutir.

8) En el día de la realización de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia manifestamos nuestra solidaridad con ese pueblo hermano y con su lucha por justicia y paz, hoy encarnada por la fórmula presidencial del Pacto Histórico, integrada por Gustavo Petro y Francia Márquez. Su triunfo abriría una espacio de esperanza, fundamental para toda nuestra América Latina.

29 de mayo de 2022.

APROBADA POR UNANIMIDAD

Volver arriba