Saltear al contenido principal

Vázquez: “Los acuerdos comerciales deben ser respetados, de lo contrario actuará la Justicia”

Vázquez: “Los Acuerdos Comerciales Deben Ser Respetados, De Lo Contrario Actuará La Justicia”

“Hay acuerdos comerciales; y esos contratos deben ser respetados, de lo contrario actuará la Justicia”, enfatizó el Presidente Tabaré Vázquez en referencia al lockout (cierre patronal) dispuesto para este lunes y martes por la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (Unvenu). El mandatario conversó con la prensa en el marco de su viaje a San Pablo, donde se reunió con empresarios brasileños interesados en invertir en el país.

El Presidente de la República, Tabaré Vázquez, viajó este lunes 21 a San Pablo, Brasil, invitado por líderes empresariales paulistas, para presentar las oportunidades comerciales y de inversión de que dispone Uruguay. La actividad tendrá lugar en el Hotel Grand Hyatt Sao Paulo.

Presidente Tabaré Vázquez

En declaraciones a la prensa, Vázquez detalló que no existe desabastecimiento de combustible y precisó, en tal sentido: “Me pareció una versión tremendista eso de que estaban desabastecidos”.

Agregó que el domingo 21 las estaciones funcionaron normalmente y, por consiguiente, la gente está circulando debido a que  se abasteció durante el fin de semana.

En referencia al paro convocado por los dueños de las estaciones de servicios, Vázquez afirmó: “Hay acuerdos comerciales; y esos contratos deben ser respetados; si no son respetados actuará la Justicia como debe actuar. Veremos lo que hay que hacer desde el punto de vista legal y jurídico”

Las declaraciones fueron expresadas en San Pablo, República Federativa de Brasil, donde el mandatario fue invitado por Líderes Empresariales Paulistas (LIDE). Allí realizará una presentación sobre Uruguay, en el transcurso de un almuerzo de la citada organización.

 «La ecuación es crecimiento económico con justicia social, igual desarrollo humano»

Invitado por Líderes Empresariales Paulistas (LIDE) el Presidente de la República, Tabaré Vázquez, luego de su presentación país respondió preguntas de los asistentes en el almuerzo de trabajo, realizado en el Hotel Gran Hyatt Sao Paulo. El mandatario indicó: “Si no hay crecimiento económico, ¿qué vamos a repartir? ¿Qué justicia social vamos a buscar?”.

Ante una consulta de unos de los participantes, el Presidente Vázquez dijo que “un gobierno de izquierda o de derecha, lo que tiene que hacer es manejar con honestidad los recursos públicos que tiene a su disposición”.

En este sentido, recordó que durante su mandato en la Intendencia de Montevideo, tuvo oportunidad de visitar al Papa Juan Pablo II, quien lo recibió en una entrevista privada. “Él sabía que yo pertenecía al Partido Socialista del Uruguay y que estaba al frente del primer gobierno de izquierda de Montevideo (…) me dijo algo con mucha claridad, que a mí me quedó grabado y traté de llevarlo adelante en el ejercicio de ese gobierno y luego del otro gobierno de presidente que tuve; y ahora en el actual. El Papa me dijo: «Mire, intendente, un gobierno antes de ser de izquierda o de derecha, debe ser profundamente humano, debe conocer a su gente, cuáles son sus problemas (…) el problema que vive cada día, para él, es el problema más importante del mundo pero para el mundo no es absolutamente nada. Pero un gobierno debe contemplar a todos sus ciudadanos. De derecha o de izquierda”.

Seguidamente, Vázquez subrayó: “Me considero un gobernante de izquierda”, a lo que añadió: “Si me preguntan cuál es la ecuación en la que me baso para plantear una concepción progresista, además de los valores y principios éticos a los que no podemos renunciar nunca: la transparencia, la honestidad, la solidaridad (…) la ecuación es crecimiento económico con justicia social, igual desarrollo humano. Si no hay crecimiento económico, qué vamos a repartir, qué justicia social vamos a buscar (…) hay quien piensa que hay que crecer, dejar que la torta crezca, se derrame y repartir a quienes más lo necesitan. Nosotros creemos que hay que repartir mientras se crece, con políticas sociales serias, no con buenas intenciones solamente”.

Presidente Tabaré Vázquez en actividad organizada por Líderes Empresariales Paulistas

Finalmente, rememoró cuando asumió su primera presidencia, en marzo de 2005. La mortalidad infantil en algunos barrios ricos de Montevideo era de 8.4 por mil niños nacidos vivos, mientras que en el norte de Uruguay la mortalidad en un barrio de Bella Unión, en Las Láminas, un asentamiento marginal, era del 54 por mil. En aquel entonces Uruguay tenía los mejores indicadores, al igual que los países desarrollados y, al mismo tiempo, los peores niveles en otra zona del país.

“Hoy en ese mismo barrio asentado en Artigas, la mortalidad infantil es de 10 por mil niños. Y no fue un milagro (…) se aplicaron planes sanitarios, planes económicos, de trabajo, en atender sobre todo a las madres, eran madres solteras a los 12 años, que muchas veces ni conocían al padre de su criatura”, concluyó el Presidente.

“En Uruguay luchamos a brazo partido para destruir cualquier foco de corrupción”, afirmó Vázquez

 El Presidente Tabaré Vázquez dijo en San Pablo que quienes vengan a vivir, a trabajar o a invertir en Uruguay no tienen que ir con coches blindados ni tienen que hacer ningún trámite más que los oficiales. “En Uruguay, luchamos a brazo partido para destruir cualquier foco de corrupción que pueda existir; ninguno de ustedes tiene que dar un solo peso de coimas para llevar adelante los negocios”, aseveró el mandatario.

Oportunidades de inversión
Uruguay es un buen país para invertir, para hacer negocios y también para trabajar. Destacó su estabilidad en términos de institucionalidad democrática y de funcionamiento político. “Tiene un sistema de partidos políticos que junto con el Reino Unido es de los más viejos del mundo”, apuntó.

Seguidamente, puntualizó que Uruguay tiene una cohesión social muy fuerte, una convivencia ciudadana pacífica y también presenta oportunidades para los negocios con un importante valor agregado de capital humano y una muy buena calidad de vida. “No obstante, nos resta mucho para mejorar, porque nuestro país no es el paraíso”, enunció.

Destacó que Uruguay es el país de la región con mayor ingreso per cápita y mejor distribución. Añadió que  Uruguay tiene reservas por casi 16.000 millones de dólares, equivalentes al 30 % del producto bruto interno (PBI). “Tiene un régimen de mercado flexible y excelentes condiciones de acceso al financiamiento internacional”, sostuvo.

Subrayó  que por su clima de negocios Uruguay es el segundo receptor de inversión extranjera directa en la región. Resaltó al respecto que el país da igualdad de trato a los inversores locales e inversores extranjeros. “El inversor extranjero puede repatriar sus ganancias sin ningún tipo de impedimento y tiene estímulos para reinvertir en Uruguay si quiere”, agregó.

Por otra parte, ponderó las oportunidades que genera el régimen de inversiones, el cual presenta exoneraciones y devoluciones impositivas previstas.

Añadió que Uruguay también cuenta con incentivos sectoriales, zonas francas industriales, logísticas de servicios o mixtas, régimen de puertos y aeropuertos libres, parques industriales, régimen de admisión temporaria y contratos de participación público privada.

El mandatario informó que para continuar creciendo el país necesita una fuerte apuesta a la inversión en infraestructura, para lo cual el Gobierno ha elaborado un plan de obras para el período 2015-2020, con una inversión proyectada de 12.370 millones de dólares, de los cuales un tercio se ejecutará a través de contrato de participación pública privada.

“Este plan ofrece trabajar en expansión y fortalecimiento de redes eléctricas, trabajar en una planta regasificadora, infraestructura y equipamiento para generación de energía eólica, solar y biomasa, redes de saneamiento y plantas residuales, remodelación y puesta  a punto de rutas nacionales, mejoras en terminales portuarias, rehabilitación de vías férreas, particularmente para la producción de la segunda planta de celulosa”, indicó.

Al finalizar su exposición, el mandatario sostuvo que quienes vayan a vivir, a trabajar o a invertir en Uruguay no tienen que ir con coches blindados, ni tienen que hacer ningún trámite más que los oficiales. “En Uruguay, luchamos a brazo partido para destruir cualquier foco de corrupción que pueda existir; ninguno de ustedes tiene que dar un solo peso de coimas para llevar adelante los negocios. Y si alguien se lo pide, se lo tienen que hacer saber al Gobierno”, subrayó.

Imagen ampliada.

Participaron de la actividad los ministros de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa; de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi; de Turismo, Liliam Kechichián; el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri; el prosecretario de Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo; y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

Fuente: Presidencia

22 de noviembre 2016

Volver arriba