Saltear al contenido principal
Seguridad Salarial Y Laboral

Seguridad salarial y laboral

Inclusión Financiera asegura derecho del trabajador a elegir dónde y cómo cobrar sus remuneraciones

El Programa de Inclusión Financiera afirma el derecho del trabajador a elegir dónde y cómo cobrar con dinero electrónico, con lo cual cambia la relación con su empleador.

“El trabajador nunca tuvo la libertad de elegir, quien elegía era el patrón”, describió Martín Vallcorba, en la entrevista realizada en el informativo Telemundo, sobre las formas de cobro anteriores a la implementación de la Ley de Inclusión Financiera. Esta norma garantizó el derecho a elegir dónde cobrar y mediante cuál instrumento, y obliga a los empleadores a abonar remuneraciones mediante dinero electrónico, precisó.

Vallcorba añadió que la inclusión financiera mejora la formalización del trabajo, lo cual, consideró, “no es otra cosa más que mayores beneficios para los trabajadores, porque un trabajador que no está en negro tiene la cobertura de salud, el seguro de enfermedad, el seguro de desempleo, etcétera”.

Unos 600.000 uruguayos accedieron gratuitamente al sistema financiero, lo que incluye una cuenta bancaria o un instrumento de dinero electrónico. La mitad de las cuentas nuevas fueron emitidas por instituciones financieras no bancarias. Antes de la aplicación de la inclusión financiera, la mitad de los trabajadores accedía a una cuenta en un banco.

El responsable del Programa de Inclusión Financiera aclaró que el pago de compras en almacenes o supermercados no es obligatorio. Recordó que los empresarios no están obligados a incorporarse a esta acción y que las empresas instaladas en pequeñas localidades sin un punto cercano de extracción de dinero en efectivo tampoco están obligadas a pagar remuneraciones en este sistema.

Por otra parte, el Gobierno subsidia la instalación de puntos de extracción de dinero en efectivo y de pago de servicios. Según la web del programa de Inclusión Financiera, se definieron subsidios que pueden alcanzar hasta el 75 % de la inversión realizada, con un máximo de US$ 2.500.

El informe presentado en mayo a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes indica que el arrendamiento del dispositivo para efectuar las transacciones electrónicas (POS, por su sigla en inglés) más económico es de 316 pesos al mes.

Fuente: Presidencia

25/7/2017

Volver arriba