Saltear al contenido principal

Plan de mejora de calidad asistencial

Plan De Mejora De Calidad Asistencial

Unos 50.000 empleados de salud privada acceden a capacitación según acuerdo en negociación colectiva

La cartera de Salud Pública diseñó un plan de capacitación para personal médico y general de prestadores privados, por el cual percibirán una partida variable, según lo acordado en el Consejo de Salarios. El ministro Jorge Basso indicó que el curso, por Internet, incluye temas de calidad asistencial, entre otros, y que las autoridades del sector definirán un cronograma para que los trabajadores no resientan el servicio.
Ministro Jorge Basso

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, Basso precisó que en el último Consejo de Salarios del sector la salud privada se acordó la asignación de una partida variable vinculada a la capacitación para todos sus funcionarios, que suman unos 50.000 en todo Uruguay, entre personal médico y no médico, técnicos y administrativos.

Los trabajadores podrán acceder a un curso virtual (no presencial), con una plataforma de fácil acceso mediante cualquier dispositivo.

Esta primera instancia de capacitación este año se realizará por un período de tiempo acotado, de seis horas, aunque permitirá comenzar un proceso importante de incorporación de temas que, se entiende, es necesario abordar desde el propio sistema. “Es una modalidad nueva con una escala de participantes importante”, dijo el titular del Ministerio de Salud Pública (MSP).

La actividad comenzará en los próximos días, previo a un período de inscripción, cuya información será debidamente brindada este miércoles 31 por las autoridades sanitarias.

El ministro explicó que se convoca a todos los trabajadores a participar, pero aclaró que “cada prestador hará la correspondiente planificación para no resentir el servicio, asegurando que 100 % de los funcionarios puedan realizar la capacitación en horario laboral, que les permita cobrar la partida remunerativa”.

Entre los asuntos a abordar se destaca el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), para que todos los funcionarios conozcan y manejen cuáles son los elementos que se incorporaron al derecho de los usuarios de los 43 prestadores que reciben aportes del Fondo Nacional de la Salud (Fonasa), qué es lo que los ciudadanos pagan de impuestos, a qué se tiene acceso y los tiempos para alcanzar esas prestaciones

Otro tema incluido es la atención al usuario, la importancia de hacerlo bien.

“Queremos hablar de la calidad de la atención, de la utilización adecuada de los recursos”

“Existe una cultura planetaria en relación a que hablar de calidad es tener más médicos y especialistas, mejor infraestructura y equipos, más medicamentos, más, más, más”. Puntualizó.

Para Basso, “en ninguna parte del mundo eso es igual a calidad en la atención, por lo cual debemos definir con precisión qué es la calidad asistencial”.

La calidad asistencial comienza por la escucha atenta del médico, por darse el tiempo para atender las necesidades del usuario y evitar la sobreutilización de recursos o el pase rápido al especialista sin que el profesional tratante, de referencia o de cabecera aborde el conjunto de las problemáticas que tiene el paciente, detalló Basso.

“De esa forma se evitan costos y tiempos innecesarios”, aseguró.

Asimismo, se identificarán los aspectos éticos de la relación equipo de salud-paciente en un mundo complejo de múltiples intereses.

“Es importante promover la transparencia en la información en cuanto a las relaciones de trabajo, de dependencia y otras actividades que los integrantes de los equipos de salud pueden desarrollar, las que deben estar claramente señaladas para evitar cualquier riesgo de conflicto de intereses”

También se incluye el trabajo en equipo, considerado clave en el área de la salud, donde todos ocupan un rol importante.

“Si el equipo funciona bien el resultado es adecuado, si el equipo está fragmentado, no hay una buena comunicación, ni relacionamiento eso impacta en la calidad de la atención”, advirtió.

Basso entiende que se trata de temas desafiantes pero que es necesario abordar para profundizar la reforma del SNIS.

“No pretendemos desconocer la importancia de las instituciones formadoras de recursos ni lo que hacen los prestadores de salud, los sindicatos, los colegios, las sociedades científicas, los distintos actores que desde hace tiempo trabajan en información y capacitación de recursos humanos”, aclaró.

En ese marco, descarta que en un futuro se incorporen otros temas, mediante un análisis con el Colegio Médico, el Sindicato Médico del Uruguay, la organización Federación Uruguaya de la Salud (FUS), con la Federación Médica del Interior, con los trabajadores en general y con los prestadores para ver cómo se logra seguir estimulando un escenario de complementación clave, en un mundo que demanda cada vez más y que implica mejorar la canasta de prestaciones.

“Si no administramos de forma adecuada y racional los recursos que tenemos y que son siempre finitos, no vamos a poder hacer todo lo que la sociedad reclama con razón”

Fuente: Presidencia

31 de agosto 2016

Volver arriba