Saltear al contenido principal

Plan de inclusión

Plan De Inclusión

Internos de ex Comcar y policías trabajaron juntos para modernizar centros educativos de San Gregorio de Polanc

Los edificios de la escuela 147 y del liceo de San Gregorio de Polanco, en Tacuarembó, fueron remozados en 15 días por tres policías y 12 personas privadas de libertad participantes del Polo Industrial de la penitenciaría de Santiago Vázquez. El director de ese programa, Jaime Saavedra, resaltó el trabajo y lo “emocionante que fueron las jornadas de integración y el reconocimiento de la sociedad hacia ese equipo”.

Tras el compromiso del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en el Consejo de Ministros abierto realizado el 24 de junio en San Gregorio de Polanco de trabajar para reparar la escuela y liceo del lugar, tres policías y 12 personas privadas de libertad integrantes del programa del Polo Industrial de la Unidad Nº 4 Santiago Vázquez (ex Comocar) fueron designados para llevar adelante la tarea.

Esa labor se realizó en 15 días, teniendo como soporte la estructura del Polo, en lo que fue la primera experiencia realizada en una institución pública, remarcó Saavedra en entrevista con la Secretaria de Comunicación Institucional.

“Ya terminamos y tenemos mucha felicidad, porque hicimos una intervención bárbara”, acotó.

En la escuela 147, las obras consistieron en el cambio de los cielorrasos de dos salones de la planta alta y se reacondicionaron los muros desde el interior pero también exteriormente.

Se pintó el piso superior así como todos los salones de la planta baja, incluyendo la dirección, el comedor y los alojamientos personales de la dirección, además de que sefectuaron arreglos de sanitaria y electricidad en el edificio, se construyó el cielorraso del salón comedor y se colocó la red lumínica, detalló el jerarca.

También se cambió el cielorraso de uno de los salones de la planta baja, se cambiaron las chapas del ala norte de la escuela, además de reforzar los pretiles y otras partes de la estructura.

Agregó que se pintó todo el resto del techo de lámina con cobertura de aluminio asfaltico y se reparó otra membrana, a la vez de que se impermeabilizó todo el perímetro de los muros superiores y se volvió a pintar con tonalidad semejante para que no desentonase con el acabado general del edificio.

Se reconstruyeron, además, todos los juegos del parque de la escuela debido a su avanzado estado de deterioro, con el plus de incorporar otros, también en madera, y se colocaron hamacas de hierro nuevas, a la par de limpiar el lugar de modo completo, sustituyendo pasto y malezas por arena y reparar la pista de carrera existente.

“Ellos vinieron y dijeron que iban a arreglar el cielo raso y el techo de la escuela, pero empezaron a ver que acá estaba todo para arreglar”, dijo por su parte la directora de la escuela, Claudia López, a la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior.

“Ustedes ven que está todo pronto y hermoso”, manifestó satisfecha por la labor de reclusos y policías.

fgr_04

Obras en el liceo
El director del Polo Industrial detalló, por otra parte, que las obras en la sede del liceo de San Gregorio de Polanco consistieron en retirar una chapa de fibrocemento para ver el estado de la plancha de hormigón, limpiar e impermeabilizar el techo de concreto y demás otras de reparación.

Se corrigieron los desagües pluviales y se arreglaron varias roturas y filtraciones del techo liviano que obra de aislante térmico.

liceo

También fueron colocadas membranas asfálticas en todas las junturas, se cambiaron ventanales deteriorados por aberturas de aluminio y se corrigieron otras ya existentes en diversas salas, se pintaron todos los salones de clase y áreas comunitarias y multidisciplinarias, se construyó un tabique en madera contrachapada en la parte trasera de la bedelía y se arregló y cambió cerámica en varios pisos.

Además se hizo a nuevo un patio abierto central, donde se pusieron dos bancos de plaza, se remodeló y reacondicionó todo el frente del edificio liceal, se reparó la cantina y se retiró todo el mobiliario, el cual fue traído al Polo Industrial para su recuperación, sustituyéndose todo por mobiliario nuevo y finalmente se limpiaron todas las paredes y se reacondicionaron otras.

Además, en el comedor del Instituto Nacional de Alimentación, y en agradecimiento por su generosa atención, se limpió y se cortó el césped, podándose árboles en el fondo y en el frente del local.

“Han modernizado el edificio, estamos muy conformes y agradecidos”, dijo al Ministerio del Interior la directora del liceo, Gianella Cavanessi.

“Las jornadas de integración y reconocimiento a los trabajadores que se hizo entre niños y docentes de la escuela, entre directores, docentes y asociación de padres del liceo fue verdaderamente emocionante”, aseveró Saavedra.

El director del Polo Industrial destacó la actitud de un ex-recluso y participante del programa quien se enteró de la intervención en San Gregorio y viajó desde San José especialmente a donar parte de la canasta alimenticia de su familia, de forma que los compañeros que estaban allí “pudieran darse algunos gustitos”.

Fuente: Presidencia

11 de agosto 2016

Volver arriba