Saltear al contenido principal

Patricia Peralta – “Tenemos que pensar en el día después de la privación de libertad”.

Patricia Peralta – “Tenemos Que Pensar En El Día Después De La Privación De Libertad”.

Sobre las 9 de la mañana, en la plaza Vidiella de Colón, fueron cayendo carteles y banderas, tanto frenteamplistas como socialistas. Un parlante se encendió con “jingles” y, por qué no, un poco de plena. Vecinos y vecinas iban y venían de la feria, volteando al menos un momento sus cabezas. Alguno que otro se arrimaba, pedía pegotines para el termo, dejaba su “vamo arriba el Frente”, su chiste al pasar, su reclamo. Por ejemplo, una señora que, molesta por no tener “banderas grandes” para colgar en su casa, cuestionó – ¿Qué están esperando?.

Sobre las 10:30, hora prevista, un considerable número de compañeros y compañeras estaban presentes. Entre la militancia cotidiana, compañeros frenteamplistas de la zona y algún que otro vecino que optaba por quedarse, un importante número de personas daban comienzo al ciclo de Plazas Socialistas. En esta oportunidad, en Colón, la temática a abordar fue la seguridad y la convivencia. Para intercambiar al respecto, se hicieron presentes Madelón Aguerre, en representación de Servicio Paz y Justicia Uruguay (Serpaj), Patricia Peralta, representando a la Agrupación de Convivencia y Seguridad del Partido Socialista, la senadora Mónica Xavier y el Secretario General, Gonzalo Civila.

La segunda en hacer uso de la palabra fue Patricia Peralta, quien comenzó remarcando la necesidad de profundizar la temática de “Seguridad y Sistemas Penitenciarios”, desde el entendimiento de la violencia en términos sociales. Así, Peralta indicó que el Partido Socialista “cuenta con su propia Agrupación de Convivencia y Seguridad”, y ese nombre “lo subrayo”, ya que prioriza la convivencia para poder hablar de seguridad. En ese sentido, se sostuvo la importancia de una “fuerza política autocrítica” para abordar las complejidades del Sistema Penitenciario. Aplicando una perspectiva social a la situación de las cárcel, Peralta señaló que “todo tiene una causa, todo tiene una explicación”.

Peralta también referenció lo hecho por José Díaz como ministro de interior, en su intento por la humanización del sistema carcelario. “En su período al frente del Ministerio, las cifras de reincidencias disminuyeron, mostrando mejoras a través de la rehabilitación”. En cuanto al trabajo se Convivencia y Seguridad en los territorios, Peralta remarcó la importancia de fortalecer el rol de las mesas de convivencia, y añadió que “no todo lo resuelve el Ministerio”. En ese sentido, celebró la medida anunciada por Martínez y su equipo, en el que se declaró que dentro del programa “Policía de cercanía”, un 30% del personal que ingrese al cuerpo policial estará destinado a la Policía Comunitaria. Además, Peralta también abordó el vínculo del Estado y la gente, expresando que, en materia de convivencia, “no puede haber ausencia del Estado en el territorio”. “No pueden cerrarse las puertas de los centros barriales, justamente allí es donde más precisan de nosotros”, subrayó.

La importancia de la Policía Comunitaria radica en la necesidad de forjar vínculos de confianza entre los barrios y la policía para generar convivencia. Por otro lado, Peralta también criticó el modelo punitivista, el cual cuenta con un 70% de reincidencias. “Debemos seguir el egreso, ya que de 6000 individuos que salen de las cárceles, 5800 entran”. Al respecto, nuevamente se hizo mención al desempeño dentro del ámbito penitenciario en el primer gobierno frenteamplista, en el que se logró una baja del 25% en la reincidencia. Así, de lo que se trata es de “cortar el círculo vicioso, no sólo intervenciones puntuales”.

Por último, la vocera del equipo de Convivencia y Seguridad del Partido Socialista señaló que cuando se dice que “la gente tiene miedo”, se apunta como crítica a “la falta de prevención, disuasión y represión del delito”. Para profundizar en los primeros dos aspectos, Peralta remarcó la importancia de lograr que “el Estado tenga un anclaje en el territorio, junto a vecinos y organizaciones sociales”. “La integración social pasa por entender que no hay buenos y malos. Los familiares con privaciones de libertad requieren de nosotros un compromiso como bancada parlamentaria”. Así, concluyó manifestando la importancia de pensar en “el día después de la privación de libertad”.

Nicolás Iván Mederos Turubich

Volver arriba