Parlamento votará el proyecto que envió el Ejecutivo para prorrogar permanencia de tropas en Haití hasta abril

Este miércoles votarán los senadores y la semana que viene lo harán los diputados.

El Poder Ejecutivo (PE) envió el mes pasado al Parlamento un nuevo proyecto de ley para prorrogar la permanencia de los 249 soldados uruguayos en Haití hasta abril de 2017, luego de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) resolviera en octubre de este año mantener las tropas internacionales por un semestre más. Ayer el ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, y el de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, comparecieron en el Parlamento a pedido del diputado nacionalista Javier García. Se votó que el proyecto del PE sobre la prórroga incluya una autorización “explícita” para que el gobierno decida, sin comunicárselo al Parlamento, cuándo sacar a las tropas uruguayas de Haití. El PE, de todas formas, está avalado por la Constitución: puede en cualquier momento “negar o conceder la salida” de las tropas uruguayas en el mundo. García señaló en diálogo con la diaria que “la ONU quería abandonar y ahora bajó un cambio”. El Consejo de Seguridad del organismo internacional, del que Uruguay es parte, ya dio el visto bueno en octubre de este año para extender hasta el 15 de abril de 2017 la permanencia de los cascos azules.

Se repetirán dos sesiones sobre un tema que ya fue abordado. Hace un año, en Diputados, se discutía la permanencia de las tropas uruguayas en el país caribeño. En las barras, manifestantes comenzaron a gritar: “Fuera, tropas. Fuera”, y llegaron incluso a tirarles medias a algunos legisladores que se pronunciaron a favor de la prórroga. En la jornada parlamentaria de hoy habrá diferentes puntos de vista, incluso dentro de cada una de las fuerzas políticas.

El número de soldados uruguayos en Haití descendió desde 2010: pasó de tener 1.130 representantes ese año a contar con 249 en el presente. La mayoría se encuentra en Morne Casse, y una minoría en Puerto Príncipe. Tras el paso reciente del devastador huracán Matthew, que dejó casi 1.000 muertos y miles de viviendas destruidas en Haití, las tropas de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah, por su acrónimo en francés) dedicaron su tiempo a tareas de asistencia. La senadora socialista Mónica Xavier dijo a la diaria que “ya está resuelto el retiro con cierta flexibilidad”, por lo que se respetarán los plazos necesarios que marca el gobierno. La legisladora indicó que en caso de que hubiera otra prórroga, “se evaluará” en su debido momento. En tanto, el ex senador Ernesto Agazzi, del Movimiento de Participación Popular (MPP), había planteado que “hay que terminar” con la Minustah, aunque dijo que este tema de discusión no es tan relevante como el de la vuelta de los soldados uruguayos. “Me gustaría que después, cuando venga la misión, todos tengamos una actitud solidaria”, replicaba el legislador que dejó su banca a Daniel Garín.

Uno de los sectores del Frente Amplio (FA) más críticos con la Minustah es el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP). El año pasado, el diputado Luis Puig, de ese sector, votó en contra de la prórroga por un año, pese a que la Mesa Política del FA había mandatado a todos los legisladores de la coalición a aprobar la iniciativa. Hoy el PVP realizará una conferencia de prensa para informar su posición sobre este tema, un día antes de la votación.

El plazo general se prorrogaría seis meses más, aunque el Consejo de Seguridad no descarta que en abril del año que viene aparezcan nuevas razones interventoras para seguir extendiendo la estancia en Haití. “Hay una alineación con la ONU. Los argumentos se manejan en el sentido de trabajar con la ONU, lo que sucede desde el principio. El FA se había pronunciado en el sentido de no continuar la votación de prórrogas, y en este caso la prórroga es más corta porque la ONU plantea que sea más corta”, opinó en diálogo con la diaria Andrés Olivetti, integrante de la Coordinadora por el Retiro de las Tropas en Haití. Interpreta además que el gobierno uruguayo adopta el rol de “chico bueno” para no entorpecer el “clima de negocios” y la participación en el Consejo de Seguridad.

El año pasado, tras 50 años de ausencia, Uruguay volvió a ser miembro no permanente de ese organismo, un hecho político que Nin Novoa interpretó como “un gran reconocimiento al país”. En este sentido, el diputado Iván Posada (Partido Independiente, PI) sostuvo que se generan “determinados compromisos” que el gobierno debe aclarar para separar las aguas. “Ciertamente el reclamo de los partidos organizados en Haití señala una valoración muy crítica de la actuación de la Minustah”, expresó. El PI, que siempre votó en contra de las prórrogas, va a tener una posición de “rechazo” cuando se vote en el Parlamento, “salvo que haya una valoración distinta”, sostuvo el legislador. En tanto, Posada dijo a la diaria que “el propio gobierno, con el respaldo de sus legisladores, había manifestado que la vez anterior era la última”.

En el FA recuerdan cuando en 2005 el entonces diputado socialista Guillermo Chifflet renunció a su banca luego de manifestar su oposición al envío de tropas. También el caso de Esteban Pérez, legislador que renunció al MPP y también a su banca por los mismos motivos que Chifflet. En el Partido Nacional (PN) están de acuerdo con la permanencia de las tropas en Haití. “Nos parece importante”, señaló Luis Alberto Heber, presidente del directorio del PN, mientras que García dijo que, en la medida en que “todavía hay una fragilidad desde el punto de vista institucional, si el gobierno pidiera más tiempo habría que ayudar”. En el PN también hubo legisladores que no acompañaron la iniciativa el año pasado; es el caso de Edgardo Mier, Sebastián Andújar y Graciela Bianchi.

Fuente: La Diaria

20 de diciembre 2016