Saltear al contenido principal

Otra vez, ganó el Frente Amplio

Otra Vez, Ganó El Frente Amplio

Dra. Mónica Xavier                                                                                                                                           Senadora – Secretaria General del Partido Socialista

foto sola 800

Javier Miranda fue proclamado presidente de la fuerza política. La primera conclusión: ganó el Frente Amplio. Es un hecho importante tanto para nuestra fuerza política como para el propio gobierno. Quedó ratificada la elección de un compañero identificado con las más caras concepciones frenteamplistas. Esas por las que tanto hemos luchado. Esas que nos aseguran continuar la senda trazada por nuestro líder histórico, el General Líber Seregni.  Y las mismas por las cuales lo apoyamos con convicción.

Terminadas las elecciones internas se pone fin a un largo año sin presidencia. Ahora es tiempo de apoyar sin fisuras a la construcción colectiva de esta coalición y movimiento,  que se ha transformado en la más popular de las fuerzas políticas uruguayas. Ese camino conjuga: dialogar, proponer, disentir, acordar, renovar. Ese camino que le es tan ajeno a otras estructuras políticas, que les resulta inexplicable, y que les desvive en estériles críticas, que, en realidad, solo logran hacernos más fuertes. Algún día lo comprenderán.

Nosotros debemos seguir enfocados en las mejoras sociales. Coherente a eso para el Frente Amplio es prioridad consolidar la calidad y accesibilidad a  los servicios públicos.

Allí se asienta una sólida forma de distribución: requisito para terminar con las inadmisibles distancias de ingresos y oportunidades, y así también favorecer la cohesión social. Esa dirección exige seguir invirtiendo en áreas sociales estratégicas, una de las cuales es educación. A nadie escapa que la educación universal de la población, diversificada en múltiples opciones de calidad, tiene un impacto determinante en el desarrollo inclusivo.

 

El jueves pasado fue interpelado el compañero ministro de Economía. Allí el equipo económico que ha timoneado la mayor expansión de la historia de nuestro país, tuvo oportunidad de expresar el reconocimiento de una serie de acciones a mejorar así como rendir cuentas sobre lo avanzado. Nunca está de más tener presente la trayectoria que incluye desde dónde venimos y el camino que estamos recorriendo para terminar con la exclusión e incrementar oportunidades.  Del otro lado: los instigadores del miedo – ese motor tan fuerte y desalentador -, dispuestos al agravio, a la falta de respeto, al atajo del adjetivo antes que al esfuerzo que implica el análisis: discursean para titular en vez de para proponer y solucionar. Siguen en la senda de pretender medrar con el “cuánto peor, mejor”.

La fuerza política tiene planteados desafíos que resultan impostergables aunque su materialización siempre conjugue complejidad. Está sobre la mesa la profundización en actualización ideológica, en comunicaciones, en integración, en cercanía, en cuadros políticos. Y ningún frenteamplista puede quedar fuera de esa construcción.

Los frenteamplistas tenemos que sumar a la defensa de lo logrado para nuestra sociedad. Tenemos que sumar en diálogo con otras fuerzas progresistas. Tenemos que sumar en la acción para superar la subsistencia  de urgentes problemas que aún padecen miles y miles de compatriotas. Tenemos que sumar a la construcción colectiva. Tenemos que sumar si en el futuro queremos volver a decir: ganó el proyecto inclusivo, ganó el Frente Amplio.

Fuente: Prensa90

9 de agosto 2016

Volver arriba