OPP prepara sistema de monitoreo de desempeño de empresas públicas

El gobierno trabaja intensamente para lograr la mejora continua de la gestión de las empresas públicas. Actualmente, se lleva adelante un sistema de monitoreo e indicadores de desempeño que comenzó el año pasado y que se viene construyendo con los propios técnicos de los entes y el apoyo del Banco Mundial.

Así lo confirmó a LA REPÚBLICA el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, quien adelantó que “se procura tener en breve la capacidad de monitorear en línea indicadores de desempeño financiero, pero también de gestión y de cumplimiento de los objetivos de las empresas públicas”.

“En 2015 anunciamos que trabajaríamos en un proceso de racionalización de la gestión de las empresas públicas, valorando el rol fundamental que tienen en la economía de nuestro país y hemos trabajado en ello durante estos dos años”, agregó.

Para el jerarca, “las empresas públicas son un patrimonio nacional, y por ende, como todo patrimonio, es necesario cuidarlo, acrecentarlo y trabajar por y para él”.

Luego de dos años de gestión al frente del organismo que colabora en la supervisión de las empresas públicas, García reveló que hay dos principios fundamentales de su gestión. “Uno de ellos es el principio de eficiencia, el país trabaja para que las empresas públicas puedan cumplir con los cometidos que la sociedad les ha confiado. Por ello es necesario que lo haga utilizando eficientemente los recursos destinados para cumplir con su tarea”.

“Otro principio es la transparencia en la gestión, a todo nivel, más allá de las empresas públicas, porque es una rendición de cuentas permanente que la ciudadanía se merece”, recalcó.

Por tal motivo, el director de la OPP explicó que orientados por ambos principios, “se han tomado medidas generales y puntuales que llevan a profundizar los niveles de eficiencia y transparencia”.

Una de las medidas propuestas por OPP, y aprobadas en la rendición de cuentas del año 2015, fue limitar el salario de los gerentes de las empresas públicas y las sociedades que integren en su mayoría capital del estado, con el objeto de que no sobrepasara el 60% del salario del Presidente de la República. Esta medida no aplica a los Intendentes porque el Partido Nacional no brindó los votos para establecer dicho tope en los gobiernos departamentales.

Mejora de gestión

Otro aspecto en el que se está avanzando es en un trabajo en red que ya lleva varios meses y que apunta a la identificación de oportunidades de mejora de la gestión en empresas.

Álvaro García explicó que para lograrlo se vienen realizando reuniones periódicas con todos los técnicos de las empresas públicas “para lograr la identificación de indicadores de gestión común a todas ellas”.

“Vamos a alcanzar en este año una metodología de medición común de resultados de gestión no solo financiero y operativo, sino también indicadores de impacto social y ambiental de las empresas públicas en nuestro país”, aseveró.

Y para graficar la importancia de los objetivos planteados García remarcó: “Pocos saben que el patrimonio de nuestras empresas públicas representa el 23% del PBI, o que el aporte de las empresas públicas al PIB anual está en torno al 11%”

“A estas cifras llegamos trabajando desde una visión central, que es la que estamos priorizando, viendo a las empresas públicas como parte de un sistema integrado”, destacó el director de OPP.

Sociedades anónimas

García compareció recientemente ante la Comisión de Hacienda del Senado, donde defendió la extensión de estos controles, a las sociedades que se integran con capital del Estado. Allí reveló que hoy existen 41 sociedades anónimas que tienen participación accionaria del Estado.

“Nuestra posición ha sido clara desde un principio, el gobierno a nivel central tiene que ejercer un rol de supervisión de las empresas que operando en el derecho privado están integradas con capitales públicos, porque en definitiva es la ciudadanía en su conjunto el accionista de esas empresas”, indicó el jerarca.

“Hemos estudiado las experiencias de Chile y otros países de la región respecto al modelo de gobierno corporativo de las empresas públicas. En Uruguay hemos avanzado en espacios de coordinación transversal como el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad, en este sentido también vamos a proponer al gobierno un espacio de relacionamiento y coordinación entre las empresas públicas y el gobierno nacional”, señaló.

“Queremos empresas públicas sólidas, consolidadas en la producción de los bienes y servicios que nuestra economía y nuestra ciudadanía necesitan. Y para ello estamos trabajando coordinadamente con los ministerios sectoriales, con el ministerio de economía y con los directorios de las empresas públicas en identificar todas las oportunidades de mejora de gestión”, añadió.

Indicadores

El jerarca tiene sobre la mesa una agenda inmediata a futuro. “Además de construir un tablero de indicadores que nos permita medir y seguir la gestión de las empresas públicas en tiempo real, vamos a avanzar hacia modelos de evaluación de gestión que integren la visión de la ciudadanía, en tanto usuaria de servicios que brindan las empresas.

Lo importante es trabajar con ellas, por eso hemos realizado varios talleres con los mandos medios y tenemos comunicación constante con los directorios, de manera de ir avanzado paso a paso, siempre en una dirección de mejora permanente de la gestión”, sentenció.

Fuente: La República

12/05/2017