Saltear al contenido principal
No Es Tiempo De Carrera Electoral #EscribeMónica

No es tiempo de carrera electoral #EscribeMónica

Escribe Mónica

Días atrás un periodista me preguntaba si “alcanza con que Uruguay mantenga el crecimiento económico para que el Frente Amplio gane las próximas elecciones”. No, no alcanza. La izquierda está obligada a invertir en derechos y el rasgo más característico de nuestro crecimiento es que impacta decididamente en las condiciones de vida de todos los uruguayos. Ejemplos de ello: el salario real aumentó más de un 50% y la pobreza fue abatida a la cuarta parte en estos años de gobiernos de izquierda.

Para que las personas apoyen a un gobierno es necesario que el crecimiento llegue realmente a sus vidas, que no quede en frías estadísticas, que además de cubrirle las necesidades básicas le abra oportunidades.

En los hechos, la economía uruguaya se multiplicó por más de tres en esta década, y volvió a crecer un 2,8 % en el acumulado abril-mayo-junio, respecto de igual periodo del año pasado, según el informe de Cuentas Nacionales publicado el jueves 14 por el Banco Central del Uruguay (BCU). El dato se explica por el dinamismo de los sectores transporte, almacenamiento y comunicaciones, comercio, reparaciones, y restaurantes y hoteles. Nada de esto es casualidad.

El crecimiento es con responsabilidad. La transparencia fiscal es un elemento crítico de la efectividad de la gestión financiera pública, que ayuda a la construcción de confianza de los mercados en cuanto a la sustentabilidad económica. Asimismo, promueve la rendición de cuentas del Gobierno al proporcionar acceso a los ciudadanos a los presupuestos gubernamentales y facilitar información para generar mejores debates públicos. En nuestro país cumplimos cabalmente con todo esto.

La capacidad de captación de inversiones y de desarrollar industrias exportadoras impacta en varios aspectos, fundamentalmente en la creación de empleo, factor clave para avanzar en el país productivo y con justicia social que el Frente Amplio persigue.

En el marco de la nueva inversión de UPM en nuestro país, dentro de los objetivos comunes acordados se destacan: impulsar y promover la seguridad y salud laboral y contribuir a la capacitación y consolidación de mano de obra calificada uruguaya. El acuerdo marco subraya expresamente la importancia del trabajo decente, los principios y derechos fundamentales de trabajadores y empleadores, la importancia de la calidad del trabajo, la productividad y las nuevas tecnologías. La capacidad de captación de inversiones y de desarrollar industrias exportadoras impacta en varios aspectos, fundamentalmente en la creación de empleo, factor clave para avanzar en el país productivo y con justicia social que el Frente Amplio persigue.

El crecimiento productivo, inclusivo y transparente está directamente relacionada con la Rendición de Cuentas que fue aprobada el pasado lunes 18 de setiembre por la bancada de senadores frenteamplistas, que volverá a priorizar la asignación de recursos para profundizar en esta senda de gobierno que ha hecho posible aumentar ingresos, distribuir, auspiciar el desarrollo e invertir en políticas sociales como nunca antes se había hecho en nuestro país. Nuestros objetivos siempre deben ser éstos. No es tiempo de carrera electoral.

Volver arriba