Saltear al contenido principal
+598 2 901 44 44 organizacion@ps.org.uy
Montevideo Avanza #EscribeMónica

Montevideo avanza #EscribeMónica

El pasado 9 de julio, se cumplieron tres años de gestión del compañero Daniel Martínez y su equipo al frente de la Intendencia de Montevideo. A pesar de la negación de la derecha y las constantes tergiversaciones de las páginas editoriales de sus medios, los porfiados hechos demuestran que se cumple cabalmente con los compromisos de campaña. Veamos algunos ejemplos de ello:

  • En 2016, la Intendencia alcanzó un saldo favorable en su balance presupuestal de 1.112 millones de pesos. Ese saldo positivo se volcó en mejora de vialidad, recuperación de espacios públicos y proyectos socio – culturales. A saber: el Parque Terrazas de Pueblo Victoria; la Plaza de la Equidad –  Tomkinson y Luis Batlle Berres -; la Plaza Comunitaria – Serrato y 20 de Febrero-. Están próximos a finalizarse las obras del  Espacio de la Diversidad en el pasaje Policía Vieja y el reacondicionamiento del Parque Capurro. En breve se inaugurará un espacio deportivo en la costanera rambla Euskal Erria, donde por años hubo un enorme asentamiento. La lista es inagotable.

 

  • En 2017 nuevamente se logró un resultado positivo, con un balance a favor de 777 millones de pesos. El déficit acumulado bajó en más de 12 puntos porcentuales desde 2015 a 2017. La promesa de campaña de abatimiento de déficit fue cumplida, y antes de lo previsto.

 

  • Sumados el Fondo Capital, el Fondo de Infraestructura Metropolitana y fondos propios de la Intendencia, en este período 2018 – 2020, se habrá invertido en vialidad de arterias, tanto conectoras como céntricas, la suma de 282.400.000 (millones de pesos).

 

  • No se apura el calendario de ejecuciones para “cortar la cinta” al final del período. Las obras de infraestructura más importantes como la Unidad Alimentaria y el pasaje en desnivel en Avenida Italia, entre otras, se finalizarán en la próxima administración – independientemente a quien sea su gobernante -.

 

  • Se incorporó tecnología con el desarrollo de aplicaciones para el sistema de transporte, así como también aplicada al tránsito, a través del Centro de Gestión de Movilidad (CGM), que redujo significativamente la cantidad de accidentes graves y fatales en Montevideo. Si comparamos el período 2017 con el promedio 2013- 2015, se logró una disminución del 67 % de los siniestros graves y fatales, en las principales avenidas monitoreadas.

 

  • En horas pico, se redujeron en un 13% los tiempos de recorrido vehicular por las principales arterias.

 

  • La transparencia como clave de gestión. Se cumple cabalmente con la legislación vigente en cuanto a transparencia y el derecho de acceso a la información: son decenas de paquetes de datos abiertos, entre ellos el presupuesto y las modificaciones presupuestales, las rendiciones de cuentas (los balances) y las estadísticas.

 

  • La gestión de residuos y la inversión en camiones de recolección y contenedores es permanente. En suma: se completó el plan de rediseño de limpieza, se actualizó la maquinaria y se realizaron campañas de sensibilización ciudadana desde la perspectiva de corresponsabilidad. Vale señalar que se llegó a la adquisición de 6000 nuevos contenedores – a un costo aproximado de mil dólares cada uno – y que bomberos interviene en 250 actos de vandalismo -por semana- sobre los mismos.

Lo del inicio: no es casualidad que la derecha le pegue un día sí y otro también a esta gestión de la intendencia y a su intendente. Es muy sencillo advertir la desesperación de la oposición por terminar con los gobiernos del Frente Amplio – en el nivel que sea – y sus políticas progresistas –.  Tan fácil de demostrar es esa obstinación como que cuando la derecha estuvo en el poder arruinó nuestro país. Por arruinar se entiende: 40% de pobreza – 20% de desempleo – salarios y jubilaciones sumergidas – colapso del sistema salud y colapso del sistema financiero – desinversión en el sistema educativo – y la lista sigue.

Tres conclusiones de una misma realidad: en tiempos en que las demandas ciudadanas – legítimamente – son cada vez mayores y que la embestida de la derecha aumenta cuanto mejores son los resultados y más se aproximan las elecciones, Montevideo avanza.

Volver arriba