Saltear al contenido principal
Más Que Merecido Reconocimiento

Más que merecido reconocimiento

José Korzeniak fue distinguido con el título de Profesor Emérito de Derecho, lo cual no sucedía desde la década del ’40 cuando se la concedieron a “nuestro maestro, Justino Giménez”, dijo el constitucionalista a LA REPÚBLICA que además agregó estar “sumamente alagado” por esta distinción. “Tengo una vocación muy grande” dijo, admitiendo que “uno de los meritos que me autoconcedo, es que lo poco que se lo trasmito de una manea que se dice que se entiende”. El exsenador socialista fue propuesto por el Instituto de Derecho Constitucional para ser distinguido con el título de Profesor Emérito de Derecho, por el cual posteriormente fue galardonado por el Consejo de la Facultad de Derecho. “Me siento sumamente alagado”, dijo, considerando que los integrantes del Consejo “ha sido muy generoso conmigo porque está condición de Profesor Emérito en Derecho Constitucional fue concedida a quien todos los constitucionalistas de los últimos sesenta años consideramos nuestro maestro: Justino giménez”. Por “recibir ahora una condición similar a la de quien fue nuestro maestro, me siento muy alagado, pero no dejo de creer que es excesivamente generoso ponerme en una condición similar a la que tuvo Justino”.

Korzeniak es el segundo en derecho constitucional en recibír esta distinción, lo cual no sucedía desde la década del ’40. Después de Justino Giménez “me acuerdo en derecho civil cuando se lo otorgaron a Jorge Gamarra, extraordinario profesor, que debe ser el mejor tratado de Latinoamérica por lejos”. Respeto a su presente, el constitucionalista reconoció que “hay una vocación docente mía muy fuerte, lo cual no quiere decir que sea un gran docente. Una vocación docente muy grande que la he seguido practicando aún después de jubilarme como grado 5, porque de alguna manera, ya sea escribiendo algunas monografías, también he realizado programas en la radio de rocha y en el canal de televisión, de difusión de la constitución para que sea entendido por el pueblo mas que dirigido a estudiantes de derecho”. Además añadió que otro de “los méritos que me autoconcedo es que lo poco que se, lo trasmito de una manea que se dice que se entiende”, concluyó.

Catedrático Grado 5

En 1959 Korzeniak inició su carrera como docente, atravesando distintos grados hasta culminar como Catedrático Grado 5 de Derecho Público en la Facultad de Derecho; fue Presidente del Claustro de la Universidad de la República durante los períodos 1986-1987 y 1987-1988. El 21 de abril de 1978 fue destituido de su cargo por la dictadura, siendo restituido en el año 1985, continuando en el cargo en la actualidad con carácter honorario a partir del 15 de febrero de 1990.  Con el advenimiento de la Dictadura cívico-militar debió exiliarse en México. Allí también ejerció la docencia, más específicamente entre los años 1979 y 1985 en las Universidades de Monterrey, Autónoma de Nuevo León y Universidad Autónoma de Coahuila. Como docente en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República se desempeñó como Director del Instituto de Derecho Constitucional (1985-1987); como Profesor Grado 5 de Conceptos Fundamentales del Derecho; como Profesor Grado 5 de Evolución de las Instituciones Jurídicas, Cátedra a la que renunció al incorporarse al Senado; y finalmente, como Profesor Grado 5 de Derecho Constitucional (Derecho Público 1), cargo que aún ejerce

Fuente: Diario La República

Volver arriba