Saltear al contenido principal

Los socialistas no mueren, se siembran

Los Socialistas No Mueren, Se Siembran

El pasado 10 de junio recibimos una   muy triste noticia, la partida de nuestro amigo y  compañero Carlos Pocho Ures. No estábamos preparados para tal ausencia, porque hay seres en esta vida que se transforman en imprescindibles, este es el caso de quien ha sido para nosotros un referente ético, de esos que nos marcan a fuego y no nos han permitido nunca el más mínimo descanso cuando se trata de defender nuestras ideas.

Hoy nos sentimos con la gran responsabilidad de mantenerlo vivo no solo en nosotros sino en las nuevas generaciones de trabajadores y trabajadoras portuarios como el fiel ejemplo de coherencia en todos los ámbitos, porque si hay algo que marca su vida es que siempre actuó sin doble discurso y quienes lo conocieron saben que fue: hijo, esposo, padre, abuelo, compañero y amigo ejemplar. 

Pocho, nació el 2/3/1942, en la calle Yaro, Barrio Palermo. Sus padres Ñata y Carlitos, su hermano mayor Jorge (fallecido a la muy temprana edad de 49 años) conformaban el núcleo familiar. Una infancia en una casona enorme con patio central donde convivía con tíos y primos. Concurrió a la escuela Suecia y fue al liceo Zorrilla de San Martín. Supo con 8 años abrazar el triunfo de 1950 Uruguay Campeón del Mundo historia que recordaba en su festejo por 18 de julio. Como también recordaba en 1961, cuando fue hasta la Universidad de la República a ver al «Che Guevara», A los 14 años, se muda a la calle 9 de Junio, cerca de Plaza  de los Olímpicos. Pero no fué hasta los aproximadamente 18 años que comienza a jugar en el Club de sus amores la Unión Atlética, donde posteriormente también se desempeñó como director técnico de las inferiores. Allí conoce a Myrna su compañera por más de 50 años de casados y en el año 1987 nace su única hija Leticia. 

A la Administración Nacional de Puertos ingresó con 18 años y, tuvo sus primeras experiencias gremiales cuando junto a otros invalorables compañeros, lideró el proceso de unificación de todo el gremio portuario logrando que el sindicato del Edificio Sede pasara a ser parte del Sindicato Único de la Administración Nacional de Puertos – SUANP-. 

En consecuencia fue de aquellos portuarios perseguidos en épocas oscuras de la dictadura estando en disponibilidad por varios años siendo reintegrado a un sector fuera de su lugar de origen como forma de castigo.

 Con el advenimiento de la democracia en la década de los 80 se reintegra a la militancia activa dentro del SUANP, alcanzando un gran liderazgo que lo llevó a desempeñarse como Presidente del gremio durante varios periodos, lugar que abandonó para jubilarse con 70 años y 52 de labor. En la misma década también se  consolidaría el Núcleo Socialista dentro del gremio Portuario. 

Fueron años de discusiones profundas en cuanto a las políticas portuarias, modificaciones para la ANP, cambios para sus trabajadores y trabajadoras, un período de profundas transformaciones. 

Vivimos junto a Pocho las etapas terribles de los gobiernos neoliberales y privatizadores de los 80 y 90, la  crisis del 2002 y el triunfo del FA en el 2005. Con su liderazgo, firmeza ideológica, y su espíritu positivo ante todas las adversidades, logramos superar muy difíciles momentos con la Agrupación 1948 que sabiamente logró conducir,  por el reconocimiento y el respeto de los compañeros y compañeras, nunca cuestionaron su lugar indiscutido de conductor de un Gremio que vivió el achique de los 90 a la mínima expresión, para luego transformarse con una visión estratégica en Sindicato Único Portuario y Ramas Afines –SUPRA- donde conviven todos los trabajadores portuarios públicos y privados. 

Duro y firme con el adversario, pero también un gran negociador y componedor.

En épocas difíciles siempre recordaremos las salidas ocurrentes y su buen humor para sobrellevar situaciones complicadas donde nos robaba una sonrisa y nos obligaba a juntar fuerzas para la siguiente batalla, pero también su profunda sensibilidad para entender al otro,   esas marcadas características que lo transformaban en un ser especial..

.Fue Coordinador de la zona latinoamericana de la Internacional Dockworkers Council –IDC- entre 2008 y 2011, donde supo ganarse el respeto y la admiración de los trabajadores y trabajadoras portuarias del mundo, siendo un actor fundamental en la integración y organización de los Puertos de la Región. 

En el 2018 el SUPRA lo distinguió por su entrega y militancia junto a otros dirigentes de la época.

En  junio del 2019 junto a otros compañeros en Convención Departamental del Partido Socialista de Montevideo también recibió otro merecido homenaje.

Ha sido muy difícil sintetizar en pocas palabras una vida tan colmada de vivencias en todos los aspectos, pero su gran acto revolucionario ha sido el amor por los demás y la reciprocidad que obtuvo a lo largo de su vida donde sin dudas logró la UNANIMIDAD compañero.

…otras veces, las más frecuentes, creo que la muerte y el nacimiento son hermanos. Que la muerte ocurre para que el nacimiento sea posible. Y que hay nacimientos para confirmar que la muerte nunca mata del todo”.”  Eduardo Galeano

Gabriela Barreiro, Secretaria General Adjunta, Diputada por Montevideo, Partido Socialista de Uruguay.

Volver arriba