Saltear al contenido principal
LA DEMOCRACIA SE CONSTRUYE Y SE DEFIENDE #EscribeMónica

LA DEMOCRACIA SE CONSTRUYE Y SE DEFIENDE #EscribeMónica

Escribe Mónica

La Reforma de la Ley Orgánica Militar a estudio parlamentario persigue consolidar los principios de conducción, gobernabilidad, liderazgo civil y control democrático de las Fuerzas Armadas, generar un sistema institucional con jerarquías de decisión política y acción operativa, apuntar a la profesionalización y la eficiencia tanto de recursos humanos como materiales. Es un objetivo tan necesario como impostergable tanto para nuestra sociedad como para las propias Fuerzas Armadas.

La reglamentación aún vigente es la que surge del Decreto Ley 14.157, que rige a las FFAA desde 1974, elaborada en tiempos de la dictadura cívico – militar, para una realidad global, regional y nacional, diametralmente diferente a la actual.

El Proyecto de Ley a estudio parlamentario propone modernizar a las Fuerzas Armadas así como desterrar la doctrina de la seguridad nacional. Coherente a ello: termina con la concepción de «obediencia debida»; establece que el deber de secreto profesional militar no podrá invocarse cuando la información solicitada se refiere a violación de DDHH o sea relevante para investigar, prevenir o evitar violaciones de los mismos; formula el reconocimiento de Derechos para el personal militar.

Sumado a todo ello: se eliminan órganos tales como el Estado Mayor Conjunto, la Junta de Comandantes en Jefe, y por primera vez en la historia de las orgánicas de las FFAA se disminuye el número de Generales y Coroneles. Hasta este proyecto los altos grados militares habían tenido un incremento constante fundamentalmente en dictadura, que en el caso de los coroneles se multiplicaron por más de cuatro. 

El Proyecto alcanza también a los tribunales de honor militar.  En los últimos dos años fueron constituidos los mismos para todos aquellos casos de militares que tuvieran sentencia firme de la Justicia. Sin embargo, a pesar de tratar casos que condenan faltas gravísimas, tardan en expedirse sobre el honor militar y lo que es aún peor la mayoría absuelven y justifican el accionar de asesinos y torturadores.

Justamente en uno de esos fallos el ex Comandante del Ejército agravia a la Justicia y es por ello que el Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, decide su destitución.  Agravios e ideas reiteradas en un video publicado en las redes sociales del Ejército –  el cual fue inmediatamente ordenado bajar por la autoridad del ministerio de Defensa -.  En ese video no solo testimonia el más absoluto desprecio por las instituciones republicanas sino que además suma – coherente a lo anterior – su frontal desacuerdo con un Proyecto de Ley que como vimos destierra las lógicas dictatoriales. Nada es casual.

La emergencia de esta clase de reacciones destempladas es provocada por los profundos cambios en marcha y hace eclosionar a quienes pretenden preservar privilegios y concepciones ideológicas absolutamente opuestas a la democracia, el desarrollo y la equidad.  Ningún demócrata en consecuencia debiera justificarlas ni mucho menos aún ningún legislador debiera intentar medrar unos votos a costa de mortajas setentistas. Existen sin embargo quienes lo han hecho y encima pretenden gobernar el país.

La necesidad de aprobar el Proyecto de Reforma de la Ley Orgánica Militar es impostergable. De ese modo contribuiremos a superar todo lo que nunca debió ser ni nunca más nos podemos permitir que se vuelva a repetir. Paradójicamente un video de menos de 10 minutos disipa cualquier duda al respecto. La democracia se construye y se defiende.

Volver arriba