Saltear al contenido principal

Javier Miranda: “el Gobierno del Frente Amplio puede tomar decisiones que la fuerza política no comparta”

Javier Miranda: “el Gobierno Del Frente Amplio Puede Tomar Decisiones Que La Fuerza Política No Comparta”

“El FA tiene que ser el sostén del gobierno”. Agregó: “No quiero un FA que sea gobierno y oposición, una suerte de ‘peronismo’ que ocupa toda la cancha y no deja espacio para el diálogo. El FA tiene que convencerse que este es su gobierno”.

Ud. ha expresado preocupación por la apatía que ve en los frenteamplistas a la hora de concurrir a votar el próximo 24 de julio ¿Qué escenario imagina?

-A tan pocos días de la elección, uno lo que quiere es transmitir energía a la gente. Es un hecho que hay un número significativo de frenteamplistas, entre votantes y adherentes, que están en una actitud de disconformidad y la traducen con la “amenaza” de no participar en la elección. La teoría de dar una lección para que “aprendan”, lo cual es altamente preocupante, porque esto se convierte en una profecía auto cumplida. Si el 24 de julio estos frenteamplistas no participan, no cambiará nada y en todo caso entregamos la estructura, la herramienta, a una opción que es la “oligarquización” del partido político. Nos convertiremos en un partido de dirigentes y no de gentes, una conducción, un aparato que no reflejará el sentir de los  frenteamplistas. Creo que sería “irresponsable” y lo digo con dureza y por otro lado con vocación de convocar a aquellos que están molestos, a que concurran a votar el próximo 24 de julio. Si no renovamos al FA,  sería un riesgo enorme para la política en Uruguay, y para los proyectos de transformación de la realidad social.

SI LOS FRENTEAMPLISTAS NO CONCURREN A VOTAR NOS CONVERTIREMOS EN UN PARTIDO DE DIRIGENTES Y NO DE GENTES.

-¿Cómo ha sido esta campaña para Ud. percibe el descontento, recibe “reproches” por el accionar del gobierno?

-Sí claro y es entendible, gobernar implica generar descontentos. Al votante frenteamplista, le hubiera gustado que se avanzara más y más rápido. La gente se pregunta ¿cómo puede ser que no hayamos logrado todavía superar tal situación? Si pensamos en la erradicación de la pobreza, bajamos del 40% al 10% pero nos duele el 10% y es legítimo que así sea, o la situación de la vivienda, otro ejemplo. Esos reclamos que son por el gobierno, se le cobran al partido político de gobierno, lo cual es entendible. Aunque si uno se pone a analizar, no es lo mismo el gobierno que el partido político. El gobierno gobierna para todos los uruguayos y lleva adelante la práctica de la idea política.  Estoy convencido que es fundamental que el FA respalde a su gobierno. Uno de los problemas que tiene el FA, es que hay que convencerse que este es nuestro gobierno y tenemos que apoyarlo como nuestro. Somos la fuerza política que sostiene políticamente a este gobierno. No digo ser obsecuentes, claro que hay que ser crítico, pero nuestra responsabilidad es defender a nuestros gobiernos sean a nivel nacional o departamental. En Río Negro ganamos por 230 votos ¡Si tendremos que sostenerlo! La experiencia en 2010 en Paysandú, en las elecciones de 2009, fue una experiencia muy dolorosa para los frenteamplistas. Allí hubo un problema de sostenimiento del gobierno departamental, desde la interna del FA. Se puso al “gobierno en disputa” y esta puesta provocó la pérdida del gobierno entre 2010 y 2015. Fue un problema para los sanduceros y para el desarrollo de las políticas de derechos en Paysandú.  En esta recorrida de campaña, sumamente interesante, pero también “rara”, otra de las debilidades que observé, es que hay mucho espacio de campaña para convencer convencidos. Aquí también hay un error en la conducción del FA. La elección interna es un gesto político del principal partido político del Uruguay ¿Qué partido político hace una elección a padrón abierto siendo gobierno? Me pregunto ¿se anima el Partido Nacional, se anima el Partido Colorado a hacer elecciones a padrón abierto si estuvieran ejerciendo el gobierno? La elección del FA tiene que ser una instancia de movilización, de concientización, de posicionamiento del FA en el espectro político nacional. Y eso se hace llegando a toda la población y no solo a los sectores que ya sabemos que van a ir. Estoy preocupado con ese criterio auto referencial,  nos hablamos a nosotros mismos, para convencernos a nosotros mismos.

A BLANCOS, COLORADOS E INDEPENDIENTES LES FALTAN PROPUESTAS Y ESTO LE RESTA CALIDAD A LA DEMOCRACIA.

-La relación entre la fuerza política y el gobierno. ¿Cuál debe ser el rol de cada una? ¿Cuánto de lo que decide el gobierno tiene que ser en acuerdo con la fuerza política?

EL GOIBERNO DEL FA PUEDE TOMAR DECISIONES QUE LA FUERZA POLÍTICA NO COMPARTA.

-El gobierno tiene que gobernar y la fuerza política sostener políticamente a ese gobierno. El gobierno lleva adelante el programa de la fuerza política. El FA tiene que ser el sostén político del gobierno. No quiero un FA que sea gobierno y oposición de forma simultánea, una suerte de “peronismo” que ocupa toda la cancha y no deja espacio para el diálogo. Es cierto que blancos, colorados e independientes, no aportan demasiado al debate democrático. Les falta propuestas y eso le resta calidad de la democracia. Pero el FA no puede ser gobierno y oposición. Eso no quiere decir que uno sea obsecuente con cualquier decisión del gobierno. Hay que ser crítico. ¿El gobierno debe consultar a la fuerza política a la hora de tomar decisiones? La debe oír, debe oír a todos los uruguayos, pero en particular al FA, que es quién sostiene políticamente al gobierno. Sin duda que tiene que oír, pero la decisión es del gobierno y no del FA. El diálogo debe ser permanente, incluso un dialogo “institucionalizado”, no ocasional o dejado a la buena voluntad de las personas. Hay que partir de la base que somos cosas distintas. Legítimamente el gobierno puede tomar decisiones que la fuerza política no comparta, y la fuerza política criticará al gobierno. Pero no son la misma cosa y no debe confundirse.

-¿Ud. cree que el FA es gobierno y oposición?

CUANDO LA OPOSICIÓN PIERDE CALIDAD EN EL APORTE DE IDEAS, SURGEN LOS “NOVICK”.

-Hay un riesgo por tentaciones de este FA coalición y movimiento. Por posicionamientos y también perfilismos.  Creo que es un riesgo y un problema, y creo también que tiene que ver con el lanzamiento de candidaturas aunque falten 4 años para las elecciones nacionales. Con enunciados que dicen y hablan de “gobierno en disputa”, esto es un problema serio. Y con campañas contra aquellos candidatos que empiezan a perfilarse. En esta lógica de disputa del poder, eso hace que se ocupe toda la cancha. A eso se suma la “pobreza” de propuestas por parte de la oposición política. Esto es terrible, muy malo para la democracia.  Quiero partidos de oposición fuertes, con los que debatamos ideas. Quiero que siga ganando el FA, para seguir transformando el país, pero para la calidad democrática necesitamos una oposición que aporte un poquito más y que no deje espacios. Qué sucede cuando la oposición pierde calidad en el aporte político y en el aporte de ideas, empiezan a surgir los “fenómenos” como los “Novick”. Estos “fenómenos” de los pragmáticos, de los que sostienen que hay que abandonar la política, como si fuera administrar una empresa. Esto le hace daño a la democracia y es responsabilidad de todos los partidos políticos. De nuestra calidad de debate, tenemos un debe, el FA lo tiene porque se queda en una discusión política “internista” que ocupa mucho lugar, genera sensacionalismo y se convierte en la “comidilla” para los medios de comunicación. Y una oposición reaccionaria, en el sentido que solo reacciona, discute cosas menores y no va a la sustancia. Se dice no es momento para reformas constitucionales, pero este debate es central para saber qué república vamos a construir.

-¿Ud. está de acuerdo con que el FA discuta una Reforma Constitucional? 

ESTOY DE ACUERDO CON DISCUTIR UNA REFORMA CONSTITUCIONAL.

-Estoy de acuerdo que hay que discutir el tema, no se “asusten” no vamos a socializar los medios de producción, no vamos a llevar los niños a Rusia, alentar los “cucos” atenta contra la propiedad privada. Lo que hay que hacer es discutir y tomemos todo el tiempo necesario para hacerlo. No hay apuro pero discutamos, nuestra Constitución es del año 1966 ¿cambio un poco el mundo en estos 50 años? ¿Debería cambiar el pacto político que tenemos? Claro que sí, para que el FA derrote a los demás no, sino para discutir entre todos los uruguayos el pacto político fundacional. Es la República que queremos y necesita consensos, no como la Constitución del 66, que no salió por consenso, salió a partir de la derrota de los que impulsaron la Constitución naranja. Empecemos un debate constitucional, sin apuro y en profundidad, abierto, buscando aquello que Seregni decía: “buscando los consensos, los consensos que fundan la  República”.

-El presidente Vázquez se plegó a la decisión del FA y Uruguay se retiró de las conversaciones del TISA (Tratado para liberalizar los servicios), incluso contrariamente a lo que pensaban Nin Novoa (MRE) y Danilo Astori  (MEF) ¿Cómo vio esta sucesión de hechos?

NO ESTUVE DE ACUERDO CON EL “GESTO POLÍTICO” DEL PRESIDENTE VÁZQUEZ  DE PLEGARSE A LA DECISIÓN DEL FA Y RETIRAR A URUGUAY DE LAS CONVERSACIONES DEL TISA.

-El debate sobre la inserción internacional económica del país  es algo muy bueno. En lo personal me preocupa mucho la inserción política de Uruguay. Un país pequeño con un producto bruto también pequeño, creo que tenemos un desafío enorme respecto a nuestro posicionamiento. Que Uruguay se tiene que insertar económicamente no tengo la menor duda. El MERCOSUR es un bloque político y seguramente tendremos que insertarnos en otros acuerdos internacionales. Pensar que vamos a ser “una pequeña aldea gala” que resiste los embates de los romanos (utilizando la figura de Asterix) es de caricatura. Somos un pequeño país, “no podemos mudarnos de barrio”  como decía Mujica y necesita insertarte económicamente junto con otros. Los acuerdos comerciales, hay que estudiarlos y discutirlos y podemos tener diferencias. Más allá si TISA sí o si TISA no, creo que vale la pena que la fuerza política dé la discusión, incluso que la dé con el gobierno. Lo que no estuve de acuerdo, fue con el “gesto político” del Presidente Tabaré Vázquez, cuando dice que adoptará  la decisión que adopte el FA. Creo que es un mensaje político equivocado. Es la confusión entre el gobierno y la fuerza política. El gobierno gobierna y toma decisiones, por supuesto que tiene que escuchar a su fuerza política, pero la decisión la toma el gobierno. La fuerza política tiene legitimidad para debatir y fijar posición.

-¿Qué diferencia hay entre los cuatro candidatos?

A LOS CUATRO CANDIDATOS NOS DIFERENCIA LA PERTENENCIA O NO A SECTORES, NOS DIFERENCIAN LOS ACENTOS Y NOS UNE EL FRENTEAMPLISMO.

Hay una voluntad frenteamplista en el FA, por eso hicimos una campaña unitaria y hemos tenido instancias importantes de salir juntos, quizás actuar así desdibuja el perfilismo. Más allá de la diversidad, la unidad. Somos 4 candidatos distintos. No solo tenemos diferentes edades, sino también diferentes trayectorias. Algunos vienen de los “aparatos” otros de los sectores, no es mi caso, soy un independiente. Vengo del movimiento social, vengo del movimiento de derechos humanos y lo digo con gran orgullo. No he estado en la estructura del FA por decisión política, mi lugar de militancia ha sido el movimiento social. Hoy creo que vale la pena el esfuerzo, de venir a trabajar en el sistema político partidario. Venimos de historias y trayectorias distintas. Nos diferencia la pertenencia o no a sectores, nos diferencian las vehemencias y los acentos y nos une el frenteamplismo.

-¿Si usted gana quién será su equipo?

EL FA ES MACHISTA Y LA PARIDAD DE SEXOS TENDRÁ QUE SER UNA POLÍTICA CENTRAL PARA EL FA Y PARA EL PAÍS.

-No hay que “vender la piel del oso antes de cazarlo” y hay que tener humildad. Cuando estén los resultados hablaremos. Hay que buscar acuerdos. Creo en las políticas de consensos, creo en la trayectoria de Seregni y esta idea de la construcción de los consensos. Una vez que uno de nosotros obtenga el espacio institucional,  tiene que dialogar con todos los sectores, con las bases, y con todos los frenteamplistas. Más allá de las personas, hay algunas calidades que son centrales, entre otras paridad de sexo. Esta es una política central para el país y para el FA. En una sociedad y un FA machista, donde los 4 candidatos somos varones, hay que generar políticas efectivas y afirmativas de participación igualitaria de la mujer sino “estamos fritos”. No es un problema de corrección política, sino que es un problema ideológico. Lo que define a la izquierda es la igualdad. Nosotros tenemos que llevar adelante políticas de igualdad. La política de igualdad, exige que sea en el acceso al poder y en la conducción de la mujer. Si no lo logramos hacer naturalmente, lo haremos en base a decisión política.

-En otras entrevistas ha hablado de cambios profundos. ¿A qué se refiere?

TIENE QUE HABER UN CAMBIO RADICAL EN LA FORMA DE COMUNICAR Y EN EL ACCESO A LA PARTICIPACIÓN DE LOS FRENTEAMPLISTAS.

-Tiene que haber cambios radicales. El FA tiene que invertir muy en serio la forma de comunicar, no solo las políticas de gobierno, sino también su programa y sus decisiones. Tiene que haber un cambio radical en el acceso a la participación, no solo de las mujeres, sino del conjunto de los frenteamplistas. Desburocratizar, y “desoligarquizar” al FA. Tiene que haber un cambio radical en el acercamiento al interior. Las Presidencias Departamentales no tienen ninguna participación en la estructura orgánica del FA. Es un verdadero disparate. El FA en Montevideo, no tiene autonomía respecto al FA a nivel nacional y yo me preguntaba ¿por qué? Hay temas de estructura. Cuando el FA nació, en Montevideo había un teléfono cada tres hogares, hoy hay un teléfono en cada bolsillo. Cambió la realidad social, como no va a cambiar nuestra estructura de participación. ¡¿Como no vamos a trabajar en las redes?! Esto no quiere decir eliminar el Comité de Base, incluso creo que hay que fortalecerlo. Hay que fortalecerlo con discusiones pertinentes, con discusiones que no sean de “copamiento” de sectores, con lugares donde discutimos ideas y ciudadanía y ampliar las formas de participación. ¿Qué sucedió con los “comités funcionales”? Tenemos que fortalecer los comités en los lugares de trabajo y de estudio. No podemos renunciar a que los jóvenes participen de las estructuras políticas, no para “copar” el movimiento social sino para alentar la participación política.

-¿Hay que mantener la estructura como la que tenía el FA en el año 1971?

-Lo prevé el estatuto del FA, no hay que innovar, sino refrescar herramientas y generar nuevas. El Estatuto hay que modificarlo, de manera inmediata, es casi como la discusión de la Reforma Constitucional, no es la tarea inmediata pero hay que hacerlo. La tarea de la izquierda, además de la igualdad, es la renovación. La mirada crítica y la permanente actualización. En eso perdimos terreno. La participación a través de la tecnología. Reunirnos con las departamentales en forma virtual. Si no podemos reunirnos cada 20 días o cada mes, hagamos reuniones virtuales. Porqué vía skipe no podemos estar en contacto con los Comités de Base. Debemos salir de la estructura metropolitana, porque no es un problema solo cuantitativo, es también cualitativo. Quiero que el FA gane en Lavalleja y Flores, por supuesto que hay que respaldar aquellos lugares que logramos el gobierno departamental,  miremos todo el territorio, un FA nacional.

-En la medida que a Ud. lo apoya el Frente Líber Seregni hay quienes dicen que usted es el candidato socialdemócrata, el menos de izquierda de los 4 ¿Es así?

FUI FORMADO POR JESUITAS Y MARXISTAS. MI VIEJO DESAPARECIÓ POR COMUNISTA Y REIVINDICO ESA TRADICIÓN.

-Son caricaturas. Igual ese debate ideológico hay que darlo, la socialdemocracia y otras alternativas ideológicas. Tengo una formación marxista, soy formado por “jesuitas y marxistas”. Mi viejo desapareció por comunista, reivindico esa tradición, tengo una fuerte formación ahí. Creo que hay que dar esa discusión ideológica, más allá de las caricaturas. Hay posicionamientos que se consideran muy de izquierda pero tienen una fuerte raíz nacionalista. Me pregunto: ¿quién es más de izquierda?

-¿Por ejemplo?

-Hay manifestaciones nacionalistas en sectores que se dicen más de izquierda. En ese sentido soy más internacionalista y defiendo el internacionalismo y creo que los nacionalismos tienen una veta de conservadurismo. La doctrina de derechos humanos es la que es capaz de estructurar ideológicamente a la izquierda. Estoy pensando en derechos humanos que no se definen en términos de ciudadanía, “el lugar donde nací o ser hijo de”, porque esos son estatus de privilegio que limitan el ejercicio de los derechos. Esta es una concepción de izquierda. Este más, menos de izquierda es una discusión un poco pueril,  caricaturezca, que evita la discusión de los contenidos ideológicos y que es una discusión  que hay que dar.

-¿La utilización de “Wilson” en su publicidad, que lo llevó a recibir cuestionamientos de parte del  Partido Nacional?

-No discuto de publicidad, lo que decimos es “aquellos que fuimos a recibir a Wilson en el 84 como gesto de resistencia a la dictadura, estuvimos allí siendo frenteamplistas, lo seguimos siendo y reivindicamos el combate a la tiranía”. Esto es un patrimonio de todos los que combatimos la dictadura y en ese sentido, apelamos que vengan y nos acompañen una columna de gente que se remonta a los tiempos de la resistencia a la dictadura, a una lucha de la que estoy orgulloso y a la que pertenecí. Es la convocatoria a mis compañeros para que llenen de democracia las urnas del FA, a sentirnos parte de esa historia de construcción del Uruguay. El resto de la discusión es menor.

Elecciones internas en el FA

El próximo 24 de julio serán las elecciones internas del FA.

Los candidatos son José Bayardi, Roberto Conde, Javier Miranda, Y Alejandro Sánchez.

Además, la fuerza política, elegirá la representación en el Plenario Nacional de sectores políticos y las bases, los presidentes de las Departamentales y la representación en los Plenarios departamentales de sectores políticos y bases.

Podrán votar todos los adherentes al Frente Amplio mayores de 14 años, o los que opten por adherirse en el momento, presentando la cédula de identidad.

Para votar, los adherentes  deberán concurrir a los comités de base, a los locales de sectores políticos y otros locales habilitados por la coalición de izquierda.

En esta instancia electoral, los que residan en el exterior, podrán ejercer su derecho al voto a través de uno de los dos sistemas de votación: de forma presencial, y de forma epistolar.

Volver arriba