Saltear al contenido principal
Fernando Cáceres

Fernando Cáceres

Gobierno estimula acuerdos entre instituciones deportivas para potenciar uso de infraestructura.

En enero, Uruguay y Argentina instalarán comisión para postularse como sede conjunta del Mundial de Básquetbol 2023

Son varias las disciplinas deportivas cuyas selecciones nacionales cuentan con espacios de entrenamiento como fútbol, rugby, hándbol, vólebol, vólebol playa y ahora básquetbol. Así lo confirmó el secretario nacional del Deporte, Fernando Cáceres, tras la reciente inauguración del centro de entrenamiento de la Federación Uruguaya de Básquetbol. Estos espacios son financiados y gestionados por organizaciones públicas y privadas.
Centro de entrenamiento de básquetbol
Pie de foto:Centro de entrenamiento de básquetbol

En diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional de Presidencia, Fernando Cáceres destacó la importancia de que las selecciones uruguayas de básquetbol masculinas y femeninas cuenten con un centro de entrenamiento recientemente inaugurado. “El básquetbol tendrá un ámbito propio y específico de desarrollo para divisiones formativas y selecciones mayores, espacio con el cual no contaba”, sostuvo.

“Esto comienza con el Plan Nacional Integrado de Deportes, el primer plan de valor estratégico en el área de deportes que tiene el país, que permitió realizar un relevamiento de la infraestructura deportiva existente tanto pública como privada de todo el territorio nacional. Gracias a ese registro, comprobamos que, además de tener un parque de instalaciones insuficiente, mal distribuido y en muchos casos obsoleto, también teníamos instalaciones públicas y privadas en desuso, subutilizadas o abandonadas , algunas con muy buenas características constructivas, por lo que tomamos la decisión de recuperarlas”, dijo.

En el caso del centro de entrenamiento de básquetbol se trata del predio privado de la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB), ubicado en la avenida Agraciada esquina Joaquín Suárez, que estaba cerrado desde hace un tiempo y que posee muy buenas instalaciones en un lugar céntrico.

“Trabajamos para abrir el centro en un esfuerzo importante desde el punto de vista económico de la Secretaría Nacional del Deporte  más de un millón de dólares , una actitud generosa y sensible de la UGAB, que se dispuso a alcanzar un acuerdo para recuperar el espacio; de la Federación Uruguaya de Básquetbol (FUBB), que también aportó equipamiento para el gimnasio y que trabajó mucho en el proceso de acondicionamiento de las instalaciones”, relató Cáceres, quien destacó además el aporte de diversos ciudadanos e instituciones que colaboraron desde el anonimato. “Es parte de una construcción colectiva y representa un orgullo para nosotros inaugurarlo”, agregó.

Cáceres explicó que no es la única disciplina deportiva en la que se trabaja para conseguir sus propios espacios de entrenamiento y desarrollo a través del aprovechamiento de infraestructuras existentes o nuevas con aportes públicos y privados, de organizaciones vinculadas a cada deporte.

Desde hace varios años, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) cuenta con el Complejo Celeste que surgió gracias a una primera inversión de fondos procedentes de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), y luego fue complementada por nuevos fondos del organismo internacional y por una intervención del Estado en materia de caminería interior, alumbrado, sistema lumínico del complejo, fibra óptica, “que dotaron al centro de entrenamiento de condiciones muy buenas para las selecciones nacionales”.

El rugby cuenta por primera vez cuenta con un complejo en el Estadio Charrúa “producto de un intenso trabajo de la Unión de Rugby y la Intendencia de Montevideo (propietaria del inmueble)”, explicó Cáceres, quien aseguró que la Unión de Rugby volvió a los campeonatos mundiales y clasificó con un muy buen proyecto de selecciones y un excelente espacio de preparación.

El vólebol playa trabaja dentro de las mismas instalaciones del UGAB con un gimnasio independiente al de básquetbol, donde funcionan dos canchas de arena cerradas que le permiten a las selecciones masculina y femenina entrenar independientemente de las condiciones climáticas.

Asimismo, se dispone de algunas plazas de deportes para el trabajo que realizan las selecciones de hándbol, mientras que las de vóleibol hace lo propio en las instalaciones de la escuela Sanguinetti.

Sede para el Mundial de Báquetbol 2023

“La postulación de Uruguay y Argentina como sede conjunta para el Mundial de Básquetbol 2023 surge de una iniciativa de las autoridades de la vecina orilla por un acuerdo entre la Confederación de Básquetbol y el Gobierno de ese país. Nos invitaron a compartirla así que, si logramos que nos adjudiquen la sede, el evento se realizará en el Río de la Plata”, informó el secretario nacional del Deporte, Fernando Cáceres, en entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional de Presidencia.

El jerarca explicó que apenas llegó la invitación se concretaron acuerdos con la Federación Uruguaya de Básquetbol y consultaron al Presidente de la República, Tabaré Vázquez, para comenzar a trabajar en un “plan de postulación”, que incluye infraestructura, instalaciones deportivas y servicios, basados en los requerimientos de la Federación Internacional de Básquetbol (FIBA)

Sobre servicios, Cáceres aseguró que los niveles de inversión no implicarán montos muy exigentes. “Nuestro país tiene la posibilidad, en diferentes puntos del territorio nacional, de ofrecer muy buenos servicios gastronómicos, de hotelería y transporte que facilitan mucho la posibilidad de recepcionar delegaciones internacionales y atender ‘llaves’ de un mundial”, dijo.

En lo que respecta a las instalaciones deportivas, el secretario nacional del Deporte sostuvo que si bien se realizan inversiones, aún se requieren mejoras, por lo que es posible que se requiera una inversión complementaria a la existente.

El lanzamiento oficial de la postulación de ambos países está previsto para la primera quincena de enero, cuando también se instale un grupo de trabajo que defina las características del plan de campaña.

“Es una buena noticia para el desarrollo deportivo de ambas naciones. Los grandes eventos internacionales obligan a los países que postulan y obtienen la sede a un esfuerzo relativo superior en materia de organización, de fortalecimiento institucional y de planes de desarrollo deportivo, de mejora de los índices de competencia de sus deportistas e instituciones. Todo esto genera efectos muy favorables para el desarrollo de la disciplina deportiva que se trate”, indicó.

Cáceres consideró, además, que esta iniciativa permite experimentar respecto a las capacidades organizativas comunes de Uruguay y Argentina y proyectar acerca de la voluntad de ambos de postularse como sede del Campeonato del Mundo de Fútbol del año 2030, en celebración del centenario del primer Mundial organizado por la FIFA en Montevideo.

En el año 2018, Uruguay también será sede del Mundial de Fútbol Femenino Sub-17. “Todas estas acciones son parte de una decisión tomada de ir movilizando recursos del país en torno a la organización de eventos internacionales, conformando un calendario vinculado a lo regional y mundial”, concluyó.

Fuente: Presidencia

30 de diciembre 2016

Volver arriba