El micrófono está colocado, la computadora prendida, la consola tiene sus perillas prontas; todo está listo para que el locutor tome su lugar y comience la grabación. En la silla se sienta Mía, de seis años, con túnica blanca y moña azul, mira al operador y empieza a recitar muy cerca del micrófono de Radio Canelones el poema “Comienzos”, de Mauricio Rosencof. La aguda voz de Mía, junto con la de sus otros compañeros de la Escuela 15 de Sauce, y la de niños de más de 850 escuelas del país, acompañarán la programación de la emisora canaria y la de Radiodifusión Nacional en todas sus replicadoras.

El proyecto Moñas en Ronda es una iniciativa de Radio Canelones con el apoyo de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), que busca “promover la lectura y también mostrar lo que es el trabajo de la escuela pública en el país”, dijo a la diaria Adriana Luvizio, directora de la radio.

Los más pequeños de las escuelas son los encargados de hacer lecturas de poesía o pequeñas narraciones que ocuparán el éter durante 40 segundos, en todas las horas en punto, hasta 2019. Los terceros y cuartos años son los responsables de crear reportajes, entrevistando a actores de su entorno, que se transmitirán tres veces por semana en tres horarios, mientras que los más grandes de la escuela son los que harán radioteatros, que sonarán dos días a la semana.

La Escuela rural 15 de Sauce tuvo su primer día de grabación ayer. Como se enfrentaban por primera vez a un micrófono, comenzaron ensayando con lecturas que eligieron las maestras de cada clase. Lusmila y Axel, de diez años, Martín, Marcos y Mateo, de 11 años, y Agustín, de 12 años, que fueron los más grandes, trabajaron con La intrusa, de Pedro Orgambide, y Tiempo de cometas, de José Vasconcelos. Eligieron participar en el ensayo porque “nos encanta leer”, concuerdan los seis, y porque les llama la atención salir en la radio en todo el país. Estas clases serán las encargadas de grabar el radioteatro Los sordos, de Germán Berdiales, que junto con los otros micros comenzará a emitirse a finales de agosto.

A pesar de que esta era la primera grabación, la escuela está trabajando desde hace varios días, leyendo los textos y avanzando con las entrevistas. Por ejemplo, los alumnos de tercero y cuarto encontraron un error en un texto sobre las cebollas, entonces decidieron conversar con un productor local que les explicó sobre el ciclo de cosecha.

Luvizio aclaró que la idea de los reportajes es trabajar “con cosas relacionadas a su entorno. Por ejemplo, en las escuelas rurales la idea es que conversen con productores rurales; en Canelones también hay muchas cooperativas y economía solidaria, se podrían hacer reportajes relacionados con el mundo cooperativo, porque es un tema que tienen que dar en primaria; para eso se trabaja junto con el Instituto Nacional de Cooperativismo y cooperativas de la zona, sobre cómo acercarse a la escuela y hacer un trabajo más dinámico. Otros reportajes pueden ser sobre el Plan de Salud Visual –porque muchos usan lentes–, sobre la comida que les hacen diariamente, temas que a ellos les llamen la atención”.

En la grabación también estuvo presente el alcalde del municipio de Sauce, Alberto Giannastasio, quien aseguró a la diaria que desde su nivel de gobierno se ha “hecho hincapié en estas actividades”, porque “todo lo que acerque a los niños a una expresión cultural es saludable, en particular que esto se pueda extender no sólo a las escuelas urbanas, sino a las rurales. Para el municipio es una cosa muy hermosa en cuanto al vínculo que se debe generar entre lo urbano y lo pueblerino”.

Luvizio explicó que intentan llegar a las escuelas junto con “actores locales que conocen mucho la vida de lo que pasa en su lugar; lo mismo vamos a hacer en los distintos lugares”. La idea de Moñas en Ronda para este año es “centralizarse mucho, en Montevideo, en la zona de escuelas de contexto crítico, porque sentimos que son los lugares a los que siempre llegan por último muchas de las iniciativas, y, en Canelones, en la zona de escuelas rurales”, señaló la encargada de la radio.

Alicia Meirana, directora y maestra en la Escuela 15, señaló que este trabajo se complementa con lo que las maestras están haciendo con sus alumnos en clase; en segundo y tercero tratan las las fábulas y las leyendas, mientras que los más grandes están leyendo textos de suspenso. La propuesta, que llegó a la escuela de manos del alcalde, se complementa con el proyecto anual relacionado a la lectura y escritura en el que trabajan los 80 estudiantes.

Fuente: La Diaria

11 /8/2017