Saltear al contenido principal
Entrevista Al Intendente De Montevideo: Daniel Martínez

Entrevista al Intendente de Montevideo: Daniel Martínez

«Estoy enamorado de ser intendente y una posibilidad es reeditar»

Casi en la mitad de su gestión, el intendente Daniel Martínez dice que no le preocupa el futuro y lanza la posibilidad de volver a ser intendente para poder ver el final de las obras. Sin embargo, no descarta la candidatura a la presidencia, aunque dice que esa posibilidad le «preocupa menos», y es «lejana y discutible». En entrevista con El Observador el intendente destacó los resultados que ya están dando obras como el Centro de Gestión de Movilidad, admitió que «empató en limpieza» y dijo que se empezó a discutir lo que importa en transporte.
Entre las obras previstas que estaba pensando dejar terminadas al final del período, ¿puede haber algunas a las que no se llegue?
Sí, siempre iban a quedar obras, tal vez queda alguna. Pero si sumás Fondo Capital, Fondo de Infraestructura Vial, más obras con recursos propios, ¿sabés cuántos metros cuadrados de pavimento nuevo, o sea calles nuevas, estamos haciendo? 534.090 metros cuadrados. Es muchísimo.
De todas las obras, ¿cuáles son las que destaca en estos dos años?
El resultado del Centro de Gestión de Movilidad (CGM) –que la idea es llegar a entre 380 y 410 cruces con semaforización inteligente– es maravilloso, no solo mejora los tiempos sino que han caído los accidentes. Los resultados económicos recién este año se empezarán a ver. Todo eso sin ampliar un solo impuesto, ordenamos la casa también en las cuentas. Eso nos permite hacer inversiones propias. Y lo que no se gastó en inversión se gasta ahora. La oposición siempre trata de desvalorizar y de atacar pero esto hay que medirlo en los cinco años y lo que dejás armado. Creo que por lo menos ya no estamos en la situación de angustia, de crisis y de tapar agujeros, también estamos empezando a construir para futuro.
Volviendo al Fondo Capital, se obtuvieron casi US$ 100 millones, ¿se van a buscar nuevos acuerdos para concretar el resto?
Mucho de lo que es espacio público, el zoológico, y varias plazas, decidimos hacerlo con recursos propios, largamos la licitación de la Unidad Alimentaria de Montevideo que es un tema bien importante. Los votos, por lo que hemos hablado, están y de sobra. Lo que me encantaría aunque sea empezar porque creo que es una deuda que la ciudad tiene es hacer la rambla del Cerro. Ahí hay que convencer de que nos den los votos. Me encantaría hacer también el Parque Lecocq. Toda esta etapa del Fondo Capital implica 2% del presupuesto de la IMM en el largo plazo.
«Ya no estamos en la situación de tapar agujeros. Ordenamos las cuentas y eso nos permite hacer obras propias»
Un objetivo para 2018 es cambiar la paramétrica del transporte.
Sin duda, pero la paramétrica no es lo fundamental. El precio del boleto ayuda. Ahora, desarrollar el proyecto de 18 de Julio, el proyecto Ciudad Vieja, nos va a liberar unidades que podemos dedicarlas a los barrios para mejorar el servicio, con circuitos locales o mayor cantidad de unidades que vayan a otros lugares. Todo eso implica un cambio en los equilibrios que hay que discutir, no lo podes hacer de pesado. La realidad es que tenemos que lograr un sistema de transporte que no solo desde lo económico impacte menos en los sectores más desposeídos, sino que invite al ciudadano a usarlo como forma de frenar la caída del boleto, de tener menos vehículos en la calle y de contaminar menos. No vamos a poner un peso menos, tampoco podemos poner un peso más del 4% del presupuesto porque pasa a ser desequilibrante. No nos pidan que pongamos más de esa suma porque sería de locos. Ahora le dimos un saque muy grande, son $ 4 de diferencia, recién van 12 días. Yo tengo esperanza de que esta señal de precio ayude a que se use más la tarjeta STM.
Llegaron los esperados camiones pero con unos días de paro la basura se amontona en toda la ciudad.
Epa, muchísimo menos. Hubo problemas en la zona de Piedras Blancas, en alguna zona de Unión, Villa Española que hay un problema endémico. Creo que detrás de este conflicto había un debate de autoridad. Respetamos el derecho de huelga pero tiene que haber autoridad y además nuestra principal tarea es cumplirle a los ciudadanos, que para eso fuimos electos. Punto. Un conflicto de unos cuantos días muy distorsionante lo arreglamos en dos días porque tenemos camiones disponibles, les podemos hacer mantenimiento, los contenedores nuevos juegan también su papel, también hemos mejorado la frecuencia con que se pasa por cada punto. Creo que ahora el desafío es la educación, control, para que no aparezca tanta basura, y sancionar a los responsables, sean vecinos, sean clasificadores.
«(En la basura) ahora el desafío es la educación y el control para sancionar a los responsables, sean vecinos, sean clasificadores»
 
¿Cómo es el relacionamiento con las nuevas autoridades del gremio de municipales, Adeom?
Bien. Me pidieron una reunión que vamos a tener a fin de mes. Lo de siempre, apuesto al entendimiento, cada uno sabe que defiende su visión pero dentro de los intereses de cada uno lograr los acuerdos que nos permitan seguir adelante y entender unos y otros que nosotros fuimos electos para gobernar lo mejor que podamos, y ellos son gremios de un lugar que trabaja para la gente. Que si hacen bien las cosas, se beneficia la gente.
En 2016 decía que no se pudo avanzar demasiado en la gestión porque hubo que apagar incendios. En 2017, ¿en qué se fue el tiempo?
En establecer procedimientos y en poder empezar a pensar en el futuro (…) La perspectiva de llegar por lo menos a empatar en limpieza, estamos haciendo truco y retruco. En transporte empezando a discutir lo que no pudimos el primer año. Hay que renegociar un montón de cosas, lo cual lleva pila de dolores. Si uno mira las cosas que decimos, por ahí somos más malos que Caín. Yo no voy a dejar de hacer las cosas porque me ataquen 400 veces o porque me calumnien 400 veces. Voy a seguir haciendo lo que entiendo que hay que hacer. Me dicen ‘puede afectar tu futuro’, me embromo yo, mala suerte pero las cosas hay que hacerlas. Se van al diablo. Las cosas que hay que hacer hay que hacerlas pensando en la gente. Eso no se negocia.
«No vamos a poner un peso menos en el transporte del 4% del presupuesto porque es desequilibrante»
 
Hablando del futuro…
Como intendente de vuelta de repente… puede ser sí. Yo primero porque soy de los que creo que uno tiene que hacer lo que está convencido que tiene que hacer, prefiero equivocarme y que la vida me demuestre que me equivoqué y pagar los costos que haya que pagar a no hacer algo. Es cierto que las encuestas… primero las encuestas son fotos. Alguno me dice, pero hay una serie de fotos. Está bien, puede ser, pero tanto puede cambiar. Incluso la posibilidad de tener que volver a una actividad privada en tres años es totalmente posible. Y si me preguntas ¿te preocupa Daniel? No, para nada. Estoy enamorado de ser intendente, me encanta. Una posibilidad es competir para reeditar la intendencia pero ni siquiera me preocupa. La otra posibilidad (ser candidato a la presidencia en 2019) menos me preocupa. Es mucho más lejana y discutible. Lo de intendente me gustaría porque van a quedar un montón de cosas por hacer que uno dice ¡pah! terminalas, y estar y tener la alegría de participar cuando Belloni está toda hecha por ejemplo.
Pero se ha reunido con sectores del Frente Amplio de cara a 2019
No, para nada.
Algún sector ha dicho que le daría su apoyo como candidato.
Sí han dicho, pero saben que yo no voy a tomar ninguna decisión y lo que me importa es continuar un proyecto político que está cambiando este país.
Fuente: Observador
13/07/2017
Volver arriba