Saltear al contenido principal

Basso responde a planteo de privados

Basso Responde A Planteo De Privados

“Para utilizar mejor lo que todos pagamos es clave profundizar el Sistema de Salud y mejorar gestión”

“La conversación está abierta, pero lo que parece claro es que no se necesita más dinero, sino más profundización del Sistema de Salud”, dijo el ministro Jorge Basso en alusión a planteos de prestadores privados. Abogó, empero, por una mejor gestión de las instituciones y la optimización del uso de recursos, que incluye la complementación de servicios, considerado clave para utilizar mejor “el dinero que todos pagamos”

«Si cada uno de los prestadores quisiera tener absolutamente todo para atender a sus usuarios y eventualmente para competir (en febrero cuando se abra el corralito mutual), habría una enorme superposición de recursos, ineficiencias y gastos innecesarios”, dijo Basso, titular del Ministerio de Salud Pública (MSP), este miércoles 27 tras participar de la Jornada de Transparencia organizada por la Administración de Servicios de Salud (ASSE) en la Torre Ejecutiva.

“Nosotros tenemos el desafío de más y mejor Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), integrado por 43 prestadores privados, 37 instituciones de asistencia médica colectiva, seis seguros privados y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE)”, complementó.

Basso se refirió así al diálogo que se desarrolla con las instituciones prestadoras de salud privadas en torno a las cápitas (pago por persona) que el MSP les asigna por los afiliados que tiene.

“Venimos conversando, pero lo que resulta claro es que no parece ser necesario más dinero, sino más profundización del Sistema de Salud”, indicó.

Precisó que el sistema se construye con la generación de estímulos a la complementación. A modo de ejemplo de lo que no debe ocurrir, indicó que es insostenible que en una localidad en la cual nacen 40 niños por mes haya cuatro maternidades instaladas.

Ejemplificó, en cambio, que cuando alguna institución tiene cierta precariedad en aspectos de infraestructura o de disponibilidad horaria es posible implementar convenios para que haya un solo local, bien dotado y que allí trabajen todas las instituciones.

“Se ahorra en gastos fijos, se racionaliza mejor los recursos, se puede tener instalaciones de excelencia”, explicó.

“Hay un compromiso político-institucional de profundización de la reforma del sistema”, enfatizó.

“El Sistema Nacional Integrado de Salud no es la sumatoria de prestaciones, sino que tiene que avanzar en la integración, pues un sistema por definición es eso”, añadió.

“Tenemos aún una enorme superposición de recursos y de subutilización de equipamiento, que debe ser resuelta entre prestadores privados entre sí, entre estos y el público, agregó. “Esto es clave para utilizar mejor los dineros que todos pagamos”, sostuvo.

El ministro explicó que en algunas instituciones se presentan dificultades, pero también dijo que en Uruguay “somos pocos y todos nos conocemos”, en alusión a que algunas de ellas tienen por delante desafíos para mejorar su gestión.

“Nosotros, como Gobierno, no nos metemos en la microgestión de las instituciones, pero sí identificamos a las que han hecho esfuerzos y a las que deben seguir haciéndolos para resolver los problemas de administración, propias de una gestión cada vez más profesional, que el sector salud, por multiplicidad de intereses que mueve, por la continuidad de recursos que genera, tiene que lograr”, abundó.

Basso aclaró que es un error hablar de “déficit del Fonasa (Fondo Nacional de Salud)”, porque la ley que lo crea establece que los aportes provienen de los empresarios, los trabajadores y rentas generales, es decir que estaba previsto que, en la medida que seguimos incorporando colectivos, debe haber un aporte mayor del Estado.

“Esos dineros están previstos en la propia ley. El desafío nuestro es cómo se gestionan mejor esos dinero, que los pagamos todos. La responsabilidad nuestra es insistir en más y mejor SNIS”, concluyó.

Fuente: Presidencia

27 de julio 2016

Volver arriba