Saltear al contenido principal
Alumnos Con Alta Asistencia A Clase En Educación Inicial Registran Bajos Niveles De Repetición En Primer Año Escolar

Alumnos con alta asistencia a clase en educación inicial registran bajos niveles de repetición en primer año escolar

Los niños que en 2015 concurrieron a educación inicial y tuvieron bajos niveles de inasistencia, en 2016 transitaron primer año de escuela con buenos resultados académicos y baja repetición, según datos del año pasado. Por ejemplo, los alumnos que faltaron menos de 19 días en nivel 5 de inicial presentan un índice de repetición escolar de 7,32 %, pero quienes faltaron entre 80 y 99 días tienen un índice de 31,35 %.

El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) presta particular atención a la asistencia a clase, haciendo foco en educación inicial, dado que existe una correlación comprobada y positiva entre los niños que tienen buena asistencia y su tasa de promoción en 1.º año.

Primaria cruzó los datos de repetición de 2016 con las inasistencias de los alumnos que cursaron nivel 5 años de inicial en 2015 y que en 2016 concurrieron a  1.° año de primaria.

En un total de 185 días de clases, los niños que en 2015 faltaron menos de 19 días son quienes en 2016 tuvieron el índice de repetición más bajo, 7,32 %.

En tanto, los alumnos que faltaron entre 20 y 39 días en 2015 tuvieron un índice de repetición del 11,25 % en 2016. Los que lo hicieron entre 40 y 59 días un 17,83 %. Los alumnos que en 2015 faltaron entre 60 y 79 días son los que en 2016 presentaron un índice de repetición del 25,97 %, mientras que para aquellos cuya inasistencia fue entre 80 y 99 días su tasa es del 31,35 %.

De estos indicadores se desprende que una buena asistencia a clase en educación inicial repercute en sus aprendizajes al cursar 1.° año. Esta correlación puede ser comprendida como un factor de riesgo en los casos en que las inasistencias son altas.

Desde Primaria se considera que la temprana escolarización y su correspondiente asistencia periódica mejora de forma notoria la adquisición de conocimientos y avizora un desarrollo correcto en todo el proceso de aprendizaje.

Asimismo, se confía en el profesionalismo de los maestros de educación inicial al momento de educar a los niños desde edades tempranas, y se insta a avanzar como sociedad para que los problemas en torno a esta franja etaria se hagan más visibles, de manera de seguir desarrollando programas y acciones que reduzcan las desigualdades.

Fuente: Presidencia de la República.

Volver arriba